115 años junto a cada tresarroyense

ST 7. 0°
Despejado

Deportes

Voces del fútbol

Peco Segovia, el entrenador campeón: “La humildad como clave del éxito”

12|06|18 19:38 hs.

Pasional como pocos, Martín Segovia vivió la consagración de Huracán Ciclista con suma emoción. El abrazo con su ayudante de campo, Máximo Di Croce, cuando el título ya era una realidad, fue un canto a la emoción que tuvo lágrimas de alegría como marco. 


Lo mismo cuando ingresó al vestuario y tanto sus jugadores, como dirigentes y simpatizantes, le regalaron un reconocimiento inolvidable, bien al estilo de Peco. Entre tanto sentimiento, saludos de propios y hasta de rivales, Segovia intentó bajar las pulsaciones para reflexionar sobre este hermoso logro. 

“Recién dije que esto era más que nada un mensaje de vida, un club humilde que entendió que dentro de lo amateur había que ser lo más profesional posible; cuidarse en todo, hacer grupo humano, sobre todo entender que como soy en la vida lo soy en un campo de juego. Y lo entendieron, están en el camino correcto”, reconoció el DT en su primera reflexión.

- Ciclista tuvo un gran campeonato, no sólo desde los resultados, sino también desde el juego. 
- Se intenta día a día; hacemos 100 kilómetros todos los días, preparamos el mate tan contentos para que nos acompañe en el viaje… Y eso es lo más lindo, porque cuando no tenga esa pasión por lo que uno ama con el alma, ese día no dirigiremos más. Pero ahora mantenemos ese fuego sagrado de conducir grupo, de resaltar los valores, del respeto a los demás, que nadie es más que nadie y con la humildad como clave del éxito.  

- ¿Cómo arrancaron el año, por la posición en los promedios, por la necesidad de sumar? 
- Se arrancó con mucho tiempo; mientras trabajaba con Olimpo en el Federal nos íbamos temprano a Chaves. En febrero ya vimos cómo eran los chicos, que teníamos, qué necesitábamos. A partir de ahí fuimos armando todo esto. Y sobre los objetivos, es indudable que uno trabaja para ser protagonista siempre; el plantel entendió que la esencia, la línea de trabajo, el juego no se cambia. En función de eso fuimos jugando cada domingo una final, cada fecha buscamos los tres puntos. No discuto que siempre miramos las dos tablas, pero por sobre todo viendo cómo jugaba el equipo, cómo entrenaba, si les faltaba algo. 

- La simpleza y efectividad fueron dos elementos claves en cómo se movió Ciclista y en el título. 
- Esas palabras son claras. Antes de los partidos en un pizarrón armamos tres zonas: la de seguridad defensiva, de gestación y ofensiva. El equipo entendió que tenía que estar armado, con una buena forma para aprovechar las oportunidades, como pasó hoy ante Quilmes. 

- Este partido consagratorio fue un reflejo de todo eso…
- Sí, fue una clave para entender que es un juego de mucha lógica, y quien la entienda mejor va a tener su premio. Sabemos que no nos sobra nada, que esto recién empieza, que debemos seguir trabajando mucho. Debo agradecer y saludar a esta gente, a los jugadores que confiaron en nosotros; a mi familia, a la pasión que tenemos por el fútbol… 

- Estando a mitad de camino ¿cómo sigue esto? ¿cuáles serán los objetivos, las propuestas? 
- Seguiremos trabajando, tratando de aprender siempre; salvando las distancias, me voy a quedar con una palabra que le escuché a Menotti esta semana. El usó la palabra aprendizaje y eso es lo que va a perseguir hasta el día que se muera… nosotros también.