115 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 6°
Despejado

La Ciudad

El trigo influye en un 10%

La cadena del pan en la mira

09|06|18 12:02 hs.

A partir de la protesta que hubo frente al Congreso de la Nación el último miércoles, en la que panaderos porteños y del Gran Buenos Aires repartieron 5000 kilos de pan como queja por el aumento de la harina, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) y Coninagro volvieron a hacer públicos las cifras que componen los costos de un kilo de pan con el objetivo de aclarar -una vez más- que el valor del trigo influye apenas en torno al 10%. 


“Mucho se está hablando en estos días de la situación del trigo y el precio del pan. Desde Coninagro desde hace varios años se viene siguiendo los costos del pan y la influencia de los movimientos de mercado de trigo en el precio del pan. Históricamente, el valor del trigo influye en torno al 10% en el precio del pan. Es decir, si el pan vale $ 46 pesos por kilo -dato INDEC/ mayo 2018 -, 4,6 pesos podrían atribuirse al componente trigo”, indicó Coninagro en un comunicado de prensa. 

Es más, un estudio de FADA que se publica trimestralmente corrobora estos valores con cálculos más finos y agrega además el resto de los componentes del precio del pan: 9,3% es trigo en sí, 3,3% se atribuye al molino, 64,6% a los gastos en la panadería y 22,9% son impuestos. 

En tanto, Carbap publicó su propias cifras, que van en el mismo sentido. “Sobre la base de un valor de $ 55 el kilo de pan, la incidencia del trigo es 8,29% ($ 4,56) y la molienda está en el 3,39% ($ 1,81), en tanto que los impuestos alcanzan al 24,89% ($ 13,69) y la panadería incide en el 63,6% ($ 34,98)”, describe.

“Queda a las claras que si el trigo aumenta un 100% no se puede justificar arbitrariamente un incremento del 100% del valor del pan aduciendo esta situación”, advierte.

Escenario 
En el análisis de la situación, Coninagro se refirió al incremento de la producción triguera en las últimas campañas y su rebote en el mercado. 

“El contexto productivo nacional en los movimientos actuales de precios es lo novedoso de este año, ya que en el verano entró la nueva cosecha de 18,5 millones de toneladas, tres veces las necesidades de la molinería. Y se espera un volumen igualmente excepcional para el año que viene”, explica al entidad gremial cooperativista.

“Como cadena, nos queda mucho para trabajar para que todo ese trigo tenga la calidad necesaria que demandan los mercados, pero estamos yendo en ese camino”, indica el presidente Carlos Iannizzotto. El mercado mundial de trigo viene creciendo, tanto la producción, ubicándose en 757 millones de toneladas para la campaña que viene según el USDA, como la demanda. Esta mayor demanda por mayores consumos de trigo en el mundo pone al trigo en valore superiores a nivel internacional.

“Esto, trasladado al escenario local, junto con los movimientos en las tarifas, el costo del financiamiento, el tipo de cambio, y el valor del trabajo y el propio juego de la oferta y demanda interna nos genera el efecto que vemos en el pan”, explica Carlos Iannizzotto. 

Y se plantea: “¿Cómo evitamos que esto se traduzca en efectos negativos, especialmente en la canasta básica? Comprendiendo de donde vienen los desequilibrios y actuando en consecuencia”.