115 años junto a cada tresarroyense

ST -0. 0°
Despejado

Nacional

ARA San Juan

El exjefe de la Armada dijo que le ocultaron información

15|05|18 19:01 hs.

Por Ernesto Martinchuk, periodista parlamentario


El exjefe de la Armada, Marcelo Srur, -al cumplirse seis meses de la desaparición del ARA San Juan- se desligó de responsabilidad sobre el operativo que realizaba el submarino en el Océano Atlántico, insistió en que le ocultaron información desde mediados de 2017 y apuntó al ministro de Defensa, Oscar Aguad, por haberlo desplazado del cargo y haber entorpecido, según él, el avance del informe disciplinario. 

 “Durante mi gestión luché por la verdad. Quería saber qué había pasado. Y no les puedo dar la respuesta”, expresó al responder las preguntas de familiares de los 44 tripulantes, durante una nueva reunión de la comisión investigadora, que preside el senador José Ojeda (Justicialista).

Antes, Srur mantuvo una reunión reservada con diputados y senadores de la bicameral, que se extendió por alrededor de tres horas. “Lo que informó allí no fue muy distinto a lo que dijo luego ante los familiares, con algunas salvedades amparadas en el secreto militar”, comentó más tarde, uno de los participantes del encuentro. 

 Hubo malestar entre los familiares, a quienes se permitió el ingreso al Salón Illia poco después de las 14, donde Srur enfrentó la sucesión de preguntas y dejó otras sin responder, pues la reunión terminó con un cuarto intermedio.

El primero en tomar el micrófono fue Luis Tagliaprieta, padre del oficial Alejandro Damián y querellante en la causa, quien además presenció la declaración judicial de Srur. “Hubiéramos querido escucharlo desde el primer momento”, se quejó el abogado. 

 Tagliapietra le preguntó a Srur: “¿Por qué a usted, siendo jefe de la Armada, le han ocultado información acerca del estado y los detalles de la última operación del ARA San Juan?”.

“Lamentablemente -respondió el exalmirante- no pude cumplir con la promesa que les había hecho, pero lo mío nunca fue el corporativismo. De haber continuado (en el cargo) ya hubiesen tenido una respuesta con respecto al informe disciplinario, el cual se está dilatando”. Y aseguró: “Desconozco el motivo por el cuál no se me hizo llegar la información de lo que había ocurrido a mitad de año con el ingreso de agua” a la nave. 

 Srur ratificó además que “el submarino estaba en condiciones de navegar, lo que significa que podía navegar con la flota a las profundidades correspondientes”, es decir, “hasta los 100 metros”.

Isabel Polo, hermana del cabo primero Daniel Alejandro Polo, interpeló fuerte al exjefe de la Armada, al preguntarle si “puede dormir tranquilo” después de la tragedia. “Desde el 16 de noviembre -un día después de que ocurrió el triste acontecimiento- hasta hoy, para mí ha sido un día muy largo. No me quiero imaginar lo que pasa por ustedes”, confesó Srur.  
Y continuó: “Yo quería dar la cara frente a ustedes, pero lamentablemente no pude terminar con la instrucción disciplinaria que hoy no se termina, y que estaba muy bien encaminada. Desde el primer momento asumí desde Buenos Aires un control paralelo sobre lo que se estaba haciendo. Nosotros nos preocupamos por la gente, no por el submarino”.

Por eso, volvió a lamentar su partida. “Tampoco me llamaron para hacerme consultas. Así que lamentablemente me fui enterando de lo que hacían o dejaban de hacer por los diarios, igual que ustedes”, indicó a los familiares. 

 Luego Luisa Rodríguez, madre del suboficial segundo Ricardo Gabriel Alfaro Rodríguez, reflotó la hipótesis del ataque externo y denunció: “No quieren que se sepa la verdad”.

Pero el exjefe de la Armada garantizó: “Durante mi gestión yo luché por la verdad. Quería saber qué había pasado. Y no le puedo dar la respuesta”. A su vez, agregó: “Por el lado de la Armada, toda información que se tenía en tiempo real, se la iba informando al poder político”, en este caso al ministro Aguad.

En la próxima reunión, la comisión recogerá también el testimonio del contralmirante Eduardo Perez Bacchi, inspector general de la Armada.