115 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 5°
Nubes dispersas

La Ciudad

Informe especial a partir de la comparación interanual

La incidencia que tiene la baja en los subsidios

28|04|18 20:19 hs.

Gustavo Rodera describió la manera en que se han ido reduciendo los subsidios en la tarifa eléctrica. Puntualizó que en enero de 2017, el costo de la energía que pagaba la CELTA a la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa) era de 317 pesos el megavatio (MWh) hora. 


En mayo el valor aumentó a 634 y en febrero último a 1031. El costo estimado para la generación es de 1467,40 pesos el MWh y el precio medio de compra a los distribuidores asciende a 993,10 MWh. La diferencia entre ambos montos es lo que permanece cubierto con subsidios. 

El Gobierno aspira a seguir acercando estos valores, hasta lograr que los distribuidores paguen el valor real. Sería un último ajuste, aunque no parecen estar dadas las condiciones para que esto suceda al menos en el corto plazo. El subsidio en la tarifa para las Pymes es del 30 por ciento; en usuarios residenciales de 31 por ciento; en la Tarifa Social llega a 72 por ciento; y entre los grandes usuarios del 9 por ciento. 

“El promedio al que se llega es del 32 por ciento. Hace poco más de un año era cercano al doble”, dijo Rodera. En su análisis, afirmó que “un tercio del gas que se está importando va para la generación de energía y se paga en dólares”.

Entre otras apreciaciones, habló de los impuestos asociados a la base imponible de la energía. Representaban entre un 27 y 30 por ciento, aunque tendrán una disminución parcial, no muy considerable, votada por la Legislatura el jueves pasado a partir de una iniciativa de la gobernadora María Eugenia Vidal.

Abastecimiento 
La cooperativa va a instalar un transformador de 30 MVh, similar a otros dos que tiene en funcionamiento en la estación de Transba. 

Rodera señaló que “durante el consumo pico en enero o febrero, la CELTA necesita entre 30 y 32 MVh, con un transformador y un poco más le alcanzaría. Pero si uno se daña, la cooperativa se ve obligada a recurrir a cortes. El tercero nos va a permitir hacer un mantenimiento preventivo, sacar de servicio transitoriamente un transformador o estar cubierto ante una falla. No se ve alterada la oferta de parte nuestra hacia el mercado”. 

Por esta razón, observó que “disponemos de capacidad de abastecimiento” y mencionó que “se está realizando una estación de rebaje en Lisandro de la Torre. Hará posible cerrar un anillo entre otras dos estaciones de rebaje que tenemos en el Parque Industrial y atrás del Frigorífico Anselmo, lo que redundará en capacidad de respuesta para el resto de la ciudad”. 

En relación con la utilización de energía en el Parque Industrial, dijo que “se está armando un alimentador nuevo, para que se puedan expandir las empresas que así lo necesiten”.