115 años junto a cada tresarroyense

ST 5. 6°
Despejado

Interés General

Salud

Una mala salud bucal repercute en todo el organismo

28|04|18 18:42 hs.

La boca es conocida como “la ventana de la salud del cuerpo”, ya que refleja tanto síntomas de bienestar como de enfermedad. Las consecuencias que puede generar una mala higiene bucal pueden ser mayores que un simple dolor de muelas, ya que el cuerpo está compuesto por un sistema interconectado y todo lo que sucede en nuestra boca, repercute en nuestro organismo. 


En la cavidad oral se pueden ubicar diferentes bacterias que se relacionan directamente con enfermedades como caries, enfermedades periodontales y enfermedades sistémicas que afectan la salud general. 

Es por eso que, si no cuidamos la boca de la forma adecuada, generalmente el crecimiento y reproducción de estas bacterias se vuelve incontrolable, llegando a generar infecciones que pueden propagarse hacia el resto del cuerpo. 

A partir de esto, el cuidado de la boca no solo es importante por la boca en sí, sino que también por el resto del cuerpo.

Pero, ¿cuáles son las consecuencias de una mala salud bucal? 
Uno de los problemas más frecuentes son las enfermedades periodontales, que además de poder llegar a causar la pérdida de los dientes, en mujeres embarazadas puede llegar a provocar partos prematuros o dar a luz bebés con bajo peso. 

Sin embargo, el peor escenario en el que puede evolucionar una enfermedad periodontal es la diabetes. La misma genera un riesgo de mortalidad cardiorrenal tres veces mayor que los diabéticos sin periodontitis, como también tiene una incidencia de enfermedad renal terminal cinco veces mayor que los pacientes con encías sanas. 

Por otro lado, las bacterias que producen las caries o las distintas enfermedades periodontales suelen liberar subproductos tóxicos que son perjudiciales para el cuerpo. Esto se puede relacionar con la artritis o a diversos problemas cardíacos, tales como un infarto debido a la acumulación de bacterias. 

Otro de los riesgos, es la mayor probabilidad de sufrir un ACV. Se estima que aquellas personas que sufren de enfermedades periodontales tienen el doble de riesgo de padecer esta afección. 

Pero ¿cómo sucede esto? La periodontitis hace que en el cuerpo se liberen sustancias propias de una reacción inflamatoria y hace que a aquellas personas que sufren de aterosclerosis, las placas de colesterol viajen por el torrente sanguíneo hacia el cerebro. 

Esto podría generar un ACV debido a la obstrucción de una arteria cerebral. Es por eso que el cuidado de nuestra boca no solo es importante para tener una buena salud bucal, sino que también para el resto de nuestro organismo. 

Cepillarse los dientes tres veces al día, así como realizar una buena higiene interdental y acudir dos veces al año a un especialista, son fundamentales para estar saludable. 

Fuente: Sunstar GUM Americas con la colaboración de la Dra. Lucía Benites MN 31.796