115 años junto a cada tresarroyense

ST 4. 8°
Despejado

Deportes

Torneo Apertura

El Decano le arruinó la fiesta

23|04|18 10:28 hs.

Unión vivió un día histórico ayer, con la reinauguración de su flamante cancha de avenidas Libertad y Aníbal Ponce. Pero mientras que todo fue una fiesta en las tribunas y los alrededores, con momentos muy emotivos por la mañana, el partido de Primera División empañó la celebración por la victoria de El Nacional por 2 a 0.


Por la mañana se revelaron los nombres que llevarán el estadio (Luis Alberto Pose) y los vestuarios (Jorge Cattanio), y también hubo tiempo de jugar un partido entre glorias de Tres Arroyos y amigos de Unión, siendo un encuentro muy ameno y plagado de risas. 

Fotos Germán Russi


Con la familia del Tatengue instalada en el impecable escenario, llegó el turno de los partidos oficial por la Liga Regional Tresarroyense de Fútbol, donde el local se impuso en Tercera por 2 a 1 y la visita en Primera por 2 a 0. 

Con la parte protocolar finalizada, minutos antes de las 16 y con el estadio con un gran marco de público, los equipos de Primera División salieron a la cancha con una gran ansiedad. Lucas Boneiro pitó y el primer encuentro entre planteles superiores dio inició quedando el 22 de abril marcado en la historia grande de Unión. 



De entrada se vio a los jugadores locales ansiosos y nerviosos, posiblemente por el contexto. El encuentro comenzó trabado, una constante a lo largo de los más de 90 minutos. 



El Nacional se mostró desde el inicio firme en la defensa, y con salidas rápidas por las bandas empezó a generar peligro. A los 14 y a los 18 Ferretti tuvo que anticipar para salvar la caída de su arco. Del otro lado los centros eran la mejor opción, pero el Decano no dejaba dudas en el juego aéreo. 



Para los últimos 15 la vista se guardó lo mejor, a los 30 Agustín Barrionuevo probó de lejos y se fue cerca, a los 34 lo imitó Julián Prieto con salvada de Ferretti y a los 37 un pelotazo largo desde la izquierda lo capturó Barrionuevo en la derecha, corrió hasta el fondo, superó a un rival y definió cruzado para abrir el marcador. 



El primer tiempo terminó 1 a 0, y Unión salió a buscar el empate desde el inicio del segundo. Pero El Nacional trabó el juego, se cerró atrás y salió de contra, donde generó un penal a los 37 minutos. 



En ese momento el juego se detuvo por algunas piedras que cayeron desde afuera de la cancha, y en la reanudación Andrés Macías convirtió la falta. Con el 2 a 0 Unión no se resignó y siguió buscando, pero si poder inquietar a Pedersen que se quedó con todos los centros que llegaron a su área.