115 años junto a cada tresarroyense

ST 19. 0°
Cielo cubierto

La Ciudad

Desalojo violento

Continúan desafectados Blanco, Rigo y ocho oficiales

18|04|18 10:08 hs.

El 23 de noviembre de 2017, Asuntos Internos de la Provincia de Buenos Aires desafectó al subcomisario Gabriel Blanco, a cargo de la Comisaría Primera de Tres Arroyos y al oficial inspector Leandro Edgard Cerna; el oficial subayudante Diego Michael Zaragoza; la sargento Sabrina Jimena Navarrete; el oficial Fernando Javier Erneta; los oficiales Andrés Emanuel Calfante, Fernando Natanael Capandegui, Aldana María Antonela Molina y Andrés Thomsem Marino; quienes se desempeñaban en la Estación Policial de Tres Arroyos. 


Mientras que el 27 de diciembre del año pasado le llegó la desafectación a Pablo Martín Rigo, jefe de la Policía Comunal de Tres Arroyos. Actualmente Rigo está en la misma situación, pero con prórroga de desafectación, denominación técnica que tiene que ver con el sumario administrativo. 

Rigo recibió la notificación de la medida preventiva que adoptó Asuntos Internos un mes después que el resto de los policías, por tal motivo se encuentra “en el lapsus de desafectación”, informaron a LA VOZ DEL PUEBLO fuentes oficiales. 

En los restantes casos la prórroga ya se decidió y continúan desafectados del servicio y técnicamente en desafectación con disponibilidad, como lo indica el acto administrativo vigente.

Desafectados 
La Auditoría de Asuntos Internos del Ministerio de Seguridad de la provincia firmó la orden de desafectación del subcomisario Gabriel Blanco, ocho agentes de la policía tresarroyense, y del jefe de la Policía Comunal Pablo Rigo como medida preventiva en el marco de la causa por el desalojo violento de la familia Estrup, en los terrenos de Rondeau al 1570.  
Ese procedimiento efectuado sin orden de la justicia se llevó a cabo por un llamado telefónico a Emergencias de la por entonces directora de Prevención Ciudadana, Catalina Loza, y así quedó asentado en el expediente que fue dado a conocer a este diario por el fiscal Gabriel Lopazzo. 

La desafectación no implica que los nueves investigados queden fuera de la fuerza policial, sino que se encuentran bajo investigación aun perteneciendo a la policía, hasta que se resuelva su culpabilidad o inocencia, de acuerdo a lo que determine Asuntos Internos. 

El paso que se dio al separar de la fuerza a Blanco y los agentes obedece a la "necesidad" de profundizar la investigación por el desalojo, como así también por las "graves irregularidades" halladas en el transcurso del proceso de auditoría que los instructores de Asuntos Internos encontraron en la Estación Policial tresarroyense. Además tiene por objetivo evitar que entorpezcan la investigación.