115 años junto a cada tresarroyense

ST 11. 4°
Despejado

La Ciudad

Parte de la deuda

Llegaron 6 millones de la Nación para el pavimento

17|04|18 09:55 hs.

El 27 de febrero LA VOZ DEL PUEBLO anunció que la Nación enviaría 5 millones de pesos para pagar los certificados que se adeudan a la empresa Vial Agro S.A que detuvo la obra por esa razón. En esa fecha desde el Ministerio del Interior indicaron a este diario que luego se completarán los pagos hasta cubrir los 27 millones de pesos “que se deben cumplimentar”. 


Es por los trabajos del convenio por el pavimento de 108 cuadras. El jefe de Gabinete, Hugo Fernández, citó a los concejales que presiden los diferentes bloques del Concejo Deliberante para informarles que el 23 de marzo la Nación depositó el pago de un certificado por 6 millones de pesos y que “de palabra”, así parafraseó el concejal Martín Garrido a Hugo Fernández, sería inminente el desembolso de alrededor de 20 millones más por la obra de pavimento en Tres Arroyos. 

Sin embargo, en la reunión no se aseguró que la empresa retome los trabajos mencionados. En cuanto a las 21 viviendas que se construyen a las familias a las que les usurparon las suyas, correspondientes al Plan Plurianual, el funcionario anunció que el municipio realizará anticipos de fondos para que continúe la obra.

Los fondos 
Fernández había informado en el mes de febrero que "desde el último certificado de setiembre no llega ningún pago y si bien la obra tiene redeterminación, estos son valores del 2016 y en este momento los insumos, con el aumento del dólar, se incrementaron entre un 30 y 40 por ciento, por lo que la empresa comunicó la imposibilidad de seguir trabajando así, y tras las gestiones realizadas chocamos con el cierre del año por lo que tienen que habilitarse nuevos pagos. Le deben a la empresa unos 27 millones de pesos". 

En ese sentido, el concejal de Unidad Ciudadana Martín Garrido dijo que “se pagó uno de los cuatro certificados atrasados. Nada indica que se seguirán pagando y nadie dijo que la empresa va a retomar la obra en realidad”. 

Consideró que “pierde el vecino al que se le mintió, las cuadras prometidas en el barrio Boca todavía no se hicieron y todo está por la mitad, y por el otro lado, perdemos todos porque el municipio se seguirá endeudando para que las obras se ejecuten”. 

Fundamentó sus dichos explicando que “es la Municipalidad la que paga los intereses que generan esos certificados atrasados y además tendrá que pagar el revalúo de la obra que es una cotización que tiene un 25 por ciento más de costo de materiales”. 

Reiteró que “Fernández no habló de cuándo se iniciará nuevamente la obra porque la empresa nunca dijo que retomará los trabajos”. 

Asimismo, expresó que “el jefe de Gabinete dijo que estuvieron hablando con la empresa que habría una posibilidad de retomar la obra siempre y cuando el banco libre unos cheques. Estamos analizando que si eso tiene que pasar por el Concejo es más endeudamiento y no sabemos que la Municipalidad tiene que salir de garantía de esos cheques, si Nación no libra esos pagos seguimos perdiendo como municipio”. 

El concejal de Unidad Ciudadana agregó que “con el certificado que se pagó todavía faltan 21 millones de pesos y seguramente la empresa no iniciará la obra hasta que no se pongan al día. Fernández dijo que hay un compromiso de palabra de la Nación que van a librar los cheques, pero de todos modos mañana (por hoy) el municipio manda una carta documento intimando para que se pongan al día con los pagos”.   

Las viviendas 
Garrido explicó que “el municipio adelantará certificados por las viviendas y no saben cuándo vendrá la plata de la Provincia. Todo esto le está costando mucha plata, son otros montos diferentes al pavimento, pero se harán cargo. Será por unos meses porque es muy difícil seguir, tienen sólo una promesa de pago de certificados”. 

Dijo que “las 21 viviendas se descuentan al municipio de la coparticipación, no es un plan de viviendas del Estado, por lo que en este momento está doblemente endeudado”. 

Destacó que “no hay ninguna novedad de las otras 35 viviendas que estaban comprometidas con las familias que sufrieron usurpaciones, encima es la misma empresa. La licitación ya va a cumplir un año, en cuanto a los costos no es lo mismo y lo que más me preocupa a mí es que la cara con las familias la pusimos Pity, Luis Aramberri y yo”.