115 años junto a cada tresarroyense

ST 8. 9°
Cielo cubierto

La Región

La voz de chaves

Mujeres con vocación de servir

12|04|18 12:09 hs.

Son infinitas las actividades que puede cumplir una mujer en diversos ámbitos y una de ellas es el de servir al prójimo como bombera voluntaria como sucede en nuestra ciudad, donde en el cuerpo activo participan cuatro damas que además tienen sus propias tareas en otras actividades. 


LA VOZ DEL PUEBLO dialogó con ellas y en primer término lo hizo Elin Tahuil, quien nos dijo que “siempre me gustó de chica ser bombera, nunca supe bien el porqué, si bien de parte de mi mamá, que es de San Cayetano, vengo de familia de bomberos, ya que su padre fue presidente del cuartel de esa ciudad y mi tío fue jefe, quizás mi inclinación sea por ahí”. 

Acotó que “no se me dio la posibilidad de venir antes, cuando yo hubiese querido a los 18 años porque tuve muchos desacuerdos con mi familia que no quería, pero hoy día estoy haciendo lo que me gusta y en agosto serán dos años que soy la más nueva”. 

ELIN TAHUIL “Siempre me gustó de chica ser bombera, nunca supe bien el porqué” 


Elin comentó que “realmente desde afuera desconocía ciertas actividades que se hacen, que no solo es apagar un incendio, sino también cuando hay un temporal, rescate de animales, accidentes, eventos, servicios de seguridad, más las actividades internas del cuerpo activo”. 

Sobre si el hecho de estar en un cuerpo conformado por mayoría de hombres la incómoda, aseguró que “la verdad es que nos llevamos todos bien, aquí somos todos iguales, hacemos las mismas cosas, salvo aquellas que se requiera de mucha fuerza, pero vamos a los incendios y entre todos nos cuidamos y existe mucho respeto, además de enseñarnos muchas cosas que se van aprendiendo en las actividades y las capacitaciones”. 

Mencionó Elin Tahuil que su vida particular “trabajo de administrativa en dos oficinas, ya que realicé una tecnicatura en administración contable y además en las veces que puedo colaboro con mi padres en la panadería, y además estoy haciendo cursos sobre informática para seguir perfeccionándome”.

Bombera y madre 
Por su parte Roxana Fernández recordó que “ hace 20 años que estoy en la institución y es hermoso, si bien no es fácil cuando uno tiene otro trabajo dado que es difícil que nos den permiso. En mi caso trabajo en una veterinaria y atiendo al público y si no estoy no hay quien lo haga, pero con el tiempo hemos ido acomodando las cosas con el patrón y me autoriza a salir. Debo decir que esto es muy lindo, si bien hay que sentirlo y cuando toca la sirena no nos podemos quedar en casa”. 

Remarcó que ha participado “en muchos incendios, accidentes, incendios de viviendas y rescate de personas entre otra cosas, que si bien son situaciones tristes, te llena de orgullo el haber ayudado a alguien cuando lo necesita y que después te lo agradezcan, es algo maravilloso, si bien hay casos que se reciben insultos, pero es por el nerviosismo de las personas y después se disculpan”. 

ROXANA FERNANDEZ “Te llena de orgullo el haber ayudado a alguien cuando lo necesita” 


Roxana detalló que “con los años me he ido acostumbrando a los diferentes siniestros, ya que sabemos que lo que encontraremos no será nada lindo y se trata de poner la mente en blanco y trabajar con la experiencia que uno tiene, incluso ahora con el grado que tengo salgo a cargo de la dotación y debemos de cuidarnos nosotros y a nuestros compañeros, tratando siempre de hacer lo mejor”. 

En lo que hace a su vida particular fuera de bomberos, además de su trabajo tiene un hijo que cumple 16 años en mayo “y soy madre soltera”.  

De las primeras 
Luego fue el turno de hablar con Yanina Herrera, quien contó que “fui una de las primera integrantes, ingrese un 15 de septiembre de 1993 con otras tres chicas, después de intentar varias veces enviando cartas a la jefatura, ya que era nuevo el hecho de pensar en el ingreso de mujeres, hasta que un día se nos convocó y en ese momento estaba en la presidencia de la directiva el vecino Mario Fernández, quien nos consultó sobre cuál era la idea de formar parte del cuerpo activo de bomberos y es así que con 15 años ingresamos al sector de cadetes que en ese momento había”. 

Expresó que antes de cumplir los 18 años “realizamos un curso en el Hospital Anita Elicagaray, donde nos enseñaron a trabajar en las emergencias, viviendo diferentes experiencias, y luego de cumplir los 18 años pase directamente al cuerpo activo”. 

YANINA HERRERA “De tres hermanos soy la única que llegó a ser bombero igual que mi padre” 


Yanina recuerda que “mi primer salida fue en calle Ameghino, donde se había incendiado una garrafa en un domicilio y desde ese momento comenzamos a participar en todo y a capacitarnos a la par del cuerpo activo, aunque no fue fácil porque era una institución muy machista, pero a través de los años se fueron logrando muchas cosas hasta que en el día de hoy somos parte de un solo grupo, ya no existe esa cosa de que porque somos mujeres tenemos ciertas diferencias a la hora de desenvolvernos en la labor”. 

Acotó al respecto que “hoy es más fácil el ingreso y estamos más reconocidas, y ver mujeres en otros cuarteles es lo más normal, pero por aquella época donde ingresé era todo lo contrario”. 


Roxana Fernández, Elin Tahuil y Yanina Herrera son tres de las integrantes del cuerpo de Bomberos Voluntarios de Gonzales Chaves


Roxana hizo referencia a que “de tres hermanos soy la única que llegó a ser bombero igual que mi padre, pero es algo que se siente y hay que tener la vocación”, y sobre su actividad particular contó que “tengo una rotisería y está en proyecto tener otro tipo de negocio para contar con más tiempo para lo que me gusta, pero tengo una hija de 18 años estudiando y eso requiere más esfuerzo, principalmente en los tiempos que estamos viviendo”. 

Finalmente mencionó de manera especial que “le debo el poder hacer esto a mi familia, y que mucha gente en el camino apostó a nosotros y dedicó mucho tiempo, como así también a la comunidad”.