115 años junto a cada tresarroyense

ST 8. 9°
Cielo cubierto

Interés General

Sin daños

Finalmente, la estación espacial china se desintegró sobre el océano Pacífico

02|04|18 19:08 hs.

La estación espacial china Tiangong 1 que estaba inservible se desintegró hoy casi en su totalidad al quemarse en la atmósfera cuando caía hacia una zona ubicada entre el centro y el sur del océano Pacífico, dijeron las autoridades chinas.


El laboratorio espacial experimental reingresó en la atmósfera alrededor de las 8.15 de la mañana hora de Beijing, dijo la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China. 

Los científicos que daban seguimiento a la órbita en la que se desintegraría la nave habían pronosticado que el aparato se quemaría casi en su totalidad y casi no representaría peligro para las personas. 

Según los análisis del Centro de Control Aeroespacial de Beijing, la estación se desintegró casi totalmente. Brad Tucker, astrofísico de la Universidad Nacional Australiana, dijo que el reingreso de la estación Tiangong 1 se efectuó "principalmente sin contratiempos" y habría sido mejor si no lo hubiera hecho girando hacia la Tierra. 

"Por las volteretas y giros que dio por un tiempo cuando comenzó a bajar se volvió menos predecible lo que sucedería con ella", señaló Tucker. 

El experto comparó lo ocurrido con la estación con el descenso de un avión al decir que es más difícil predecir dónde aterrizará una aeronave que "tiembla y se mueve" que una que baja suavemente. La Tiangong 1, lanzada en 2011, fue la primera estación espacial de China que sirvió de plataforma experimental para proyectos más grandes, como la Tiangong 2 enviada en septiembre de 2016 y una futura estación permanente china. 

Dos tripulaciones de astronautas chinos vivieron en la estación, donde probaron procedimientos de acoplamiento y efectuaron otras operaciones. La última tripulación fue enviada en 2013 y las misiones fueron interrumpidas en 2016. Desde entonces, la nave comenzó a perder altura en su órbita alrededor de la Tierra mientras su desplazamiento era vigilado. 

Según pronósticos iniciales, sólo 10% de la nave espacial de 8,5 toneladas de peso y del tamaño de un autobús, posiblemente sobreviviría al reingreso, principalmente sus componentes más pesados como los propulsores. (Los Andes)