115 años junto a cada tresarroyense

ST 16. 4°
Cielo cubierto

Policiales

Estimación de un vecino tras un hecho delictivo

"Me parece que hay una zona liberada en Claromecó"

06|03|18 09:40 hs.

Un vecino de Tres Arroyos sufrió daños en su propiedad durante un intento de robo y, al analizar el episodio no lo duda: "me parece que hay una zona liberada en Claromecó". En la antevíspera, Francisco Giglio Cazalás recibió el llamado de una vecina de la localidad balnearia, quien le advirtió que había sufrido un robo. 


La mujer había constatado que sujetos desconocidos le destrozaron la puerta de un depósito, además de violentarle los candados que cerraban las puertas de su casa en la calle 35, entre 34 y 36, a pocos metros de la vivienda de la familia Russi, donde días pasados autores ignorados se llevaron un aire acondicionado completo y otros elementos en ausencia de sus moradores.

"Ayer (por el domingo) a las 16, una amiga fue y vio los portones del contenedor abierto y los de la torre violentados con una barreta", dijo refiriéndose a la vivienda Istilart construída con un contenedor, cuyos portones habían sido cerrados con candados, pero los delincuentes se encargaron de violentar para entrar con fines de robo. 

"Es una casa en la que hay un anafe, una heladera y algunos muebles. Los que entraron, arrancaron el anafe pero no se lo llevaron, como así también prepararon otra cosas, pero algo pasó y todo quedó ahí, en bolsas, listo para llevar", comentó el damnificado a LA VOZ DEL PUEBLO.

Tal como indicó Giglio Cazalás, la casa violentada es una propiedad nueva que había sido adquirida en abril del año pasado, "la acabamos de estrenar este verano y nos enteramos ayer (por el domingo), no sabemos bien cuándo fue que quisieron entrar", dijo antes de recordar cómo su amiga se encontró con el hecho delictivo, "le dijimos que vaya a ver cómo estaba todo y se encontró con la puerta dañada. Además habían logrado entrar al contenedor, que supuestamente no es un lugar fácil de entrar. Para eso, hicieron saltar los candados y entraron", explicó.


Así encontró la puerta de su depósito


"Algo pasó" 
En ese sentido, a la víctima, que si bien realizó la correspondiente exposición policial, aún no hizo la denuncia penal, está seguro que "algo pasó" e impidió que los delincuentes se lleven sus cosas. 

"Lo raro es que evidentemente algo pasó, porque arrancaron un anafe pero no se lo llevaron. Habían agarrado un bolso con artículos que no se llevaron No nos robaron al final", expresó. 

Luego de recordar que a su vecino Francisco Russi el pasado sábado 24 de febrero le robaron en su casa, no dudó en comentar que, "a mí me parece que hay una zona liberada en Claromecó. No hay un control policial Me crie en Tres Arroyos y fuí toda mi vida a Claromecó, pero conocimos otro Claromecó. Hemos visto un cambio muy importante, porque ha crecido mucho, pero hay 3000 habitantes. Por eso no creo que no se pueda controlar la zona, no lo puedo entender. Si no se puede controlar un pueblo así, cada uno hace lo que quiere", pensó, antes de comentar, "no puedo creer que todavía en temporada haya entrado alguien y no haya pasado nada". 


Los ladrones sacaron el anafe de la casa de Giglio Cazalas, pero no se lo llevaron


En ese sentido, el damnificado recordó que en abril, a los dos meses de haber adquirido la propiedad, sufrieron el primer hecho delictivo, "nos robaron la chimenea de cinc. La sacaron y se llevaron las bridas, la repusimos, pero no pasó nada. Y ahora esto, la diferencia es que a aquella vez a nosotros nos robaron". 

Después de manifestar sus dudas por el hecho de que "las cosas pasan en Claromecó y nada en Dunamar", dijo que hoy planea radicar formalmente su denuncia antes de preguntarse, "ya no sé que pensar ¿cuántos chicos te pueden robar en un pueblo de 3000 habitantes?", concluyó.