115 años junto a cada tresarroyense

ST -0. 6°
Despejado

Policiales

Homofobia

Necochea: lo echan de un bar por besarse con otro chico y no le toman la denuncia

14|02|18 19:47 hs.

Un joven denunció que fue echado de un bar de Necochea por besarse con su pareja, y aseguró que en la comisaría local no le quisieron tomar la denuncia y que incluso el oficial a cargo terminó amenazándolo. 


Se trata de Marcelo Mangini, un joven politólogo que trabaja en el Ministerio de Trabajo de la Nación, quien refirió el incidente a través de redes sociales, donde contó que vivió una "situación horrible de homofobia".

Mangini narró que el hecho ocurrió el sábado pasado, cuando junto a cuatro amigos asistió al Bar "Tom Jones" de la localidad balnearia. 

En un momento de la noche, según su relato, "se acercó el dueño para llamarnos la atención. Nos dijo que dejáramos de besarnos porque "había familias"". 

"Luego vinieron dos patovicas a repetir la misma advertencia, pero ahora agregaron que había clientes molestos con nosotros. Algo ridículo porque al lado nuestro había una pareja heterosexual besándose y no pasaba nada", agregó. 

Según señaló, tras la segunda advertencia le pidieron al dueño del bar que "nos explique qué estaba pasando", pero señaló que él "no quiso hablar con nosotros y cuando se estaba yendo y sin mirarnos, le dijo a los patovicas "saquen a éstos de acá"". 

Tras esto, uno de los patovicas le preguntó al grupo "si queríamos que nos sacaran "por las buenas o por las malas"", pero "no termina de decir eso, que me hace una toma para inmovilizarme y me pega dos trompadas antes de tirarme literalmente por la puerta". 

Tras el episodio, el joven se dirigió a la comisaría a realizar la denuncia, pero la respuesta que encontró en el lugar fue aún peor: "el oficial nos pide usar el sentido común y nos empieza a decir que el bar era un lugar privado donde el dueño hace valer sus propias reglas y nos trata de convencer de que nosotros habíamos instigado la violencia al no acceder al pedido de retirarnos", contó. 

Mangini relató además que el agente les recomendó "buscarnos otros lugares para ir" y amenazó tanto con realizarles el test de alcoholemia cuando advirtió que lo estaban filmando con un teléfono celular. 

"Cuando se dio cuenta que se le estaba yendo la mano nos dice que si es que hubo violencia, podría tomar la denuncia penal pero nos advirtió que si subíamos a las redes sociales la filmación nos iba a meter una denuncia a cada uno. Yo le dije que en esas condiciones no iba a dar mis datos personales y nos fuimos", agregó. 

Ahora, Mangini planea interponer dos denuncias, por un lado "por agresión y discriminación contra el dueño del boliche" y por otra contra el policía: "está todo en curso", avisó. (DIB)