115 años junto a cada tresarroyense

ST 18. 9°
Nubes aisladas

El Campo

Matías de Velazco, presidente de Carbap

"Un país no es viable si lo que hace es acogotar la producción de los privados"

17|01|18 10:46 hs.

"La visión de Carbap es que 2018 va a ser un año complicado, y por lo que pudimos escuchar todas las confederadas piensan lo mismo. Esto es por un tema de rentabilidad, climático y de presión impositiva. Son cuestiones fundamentales que nos está costando un poco ordenarlas y lograr una buena recepción y ejecución por parte del Gobierno; en definitiva, cuesta que el Gobierno haga lo que dice". 


Matías de Velazco, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap), no ocultó su preocupación ni su malestar con la administración de María Eugenia Vidal al ser consultado por la situación del sector agropecuario. 

En una entrevista con Chacra TV, concretada en la sede de Confederaciones Rurales Argentinas luego de la reunión que mantuvieron las distintas entidades que conforman CRA, De Velazco expuso las dificultades que hoy enfrentan los productores. 

"Desde la Mesa de Enlace provincial se buscaron reuniones para evitar problemas y advertir sobre el malestar que se está generando, pero ya pensamos que es una política del Gobierno no darlas" 


"El rumbo económico tiene que ser claro. Nosotros, por la modalidad del sector agropecuario, trabajamos para el largo plazo. La presión impositiva es un tema que nos desvela, y uno de los puntos más importantes sobre los que estamos trabajando", dijo. 

En esa línea, el presidente de Carbap afirmó que "lo que notamos es que el presidente marca un rumbo, pero luego las provincias y los municipios van hacia otro lado", y remarcó que "entendemos que hay una situación social que hay que atender, pero un país no es viable si lo que hace es acogotar la producción del sector privado, que tiene que ser pujante y tener rentabilidad para poder producir, porque es el que luego mantiene al país". 

Alta tensión 
"Lo que nos pasó en la provincia de Buenos Aires, por ejemplo, es que el impuesto inmobiliario rural aumenta este año un 50% y es un impuesto que no estaba desactualizado, sino todo lo contrario", aseguró, y destacó: "Notamos también como algo preocupante el tratamiento diferencial del sector agropecuario con respecto a otros sectores de la economía de la provincia, como el industrial". 

"Hay un tratamiento diferencial en ingresos brutos, lo que nos preocupa, ya que son historias que ya hemos vivido y siempre han fracasado, terminando en una mala situación para la provincia y el país", sostuvo. 

"En La Pampa es distinto: hay cercanía, buen trato y llegada al Gobierno; pero en Buenos Aires se habla mucho de un diálogo que en el fondo no es productivo ni eficiente". 

Además, De Velazco confirmó que "desde la Mesa de Enlace provincial se buscaron reuniones para evitar problemas y advertir sobre el malestar que se está generando, pero ya pensamos que es una política del Gobierno no darlas", y advirtió que "es algo pensado y diagramado por el Gobierno, lo que es una lástima, porque va a llegar un momento en el que se va a producir una diferencia, y eso es lo que queremos evitar, pero tenemos la obligación de representar a los productores". 

"Creo que desgraciadamente Argentina no está tomando un buen rumbo, y tiene que corregirlo. No puedo dejar de ver que la situación que recibieron era muy mala, pero también sabemos que ya van dos años de gestión" 


Sobre el final, analizó que "la ganadería tiene el precio de venta del kilo vivo planchado, si vemos diciembre 2016 contra el de 2017, un índice como el del Mercado de Liniers, ha tenido un aumento del 16%, en tanto que el incremento de todos nuestros costos han sido muy superiores a ese porcentaje, por lo que la ganadería está claramente perdiendo rentabilidad". 

Respecto de la agricultura, manifestó que "los números no cierran, los valores que se necesitan para salir hechos en puntos de equilibrio son muy altos y no se están dando en las zonas, así que por eso 2018 va a ser complicado". 

"Hay pérdida de rentabilidad, incluso el financiamiento del sector bancario se ha encarecido mucho, ha quedado más barato el financiamiento en dólares, pero no hay que olvidarse que esta historia ya la vivimos en los 90, y luego el endeudamiento en dólares terminó muy mal", expresó. 

"Creo que desgraciadamente Argentina no está tomando un buen rumbo, y tiene que corregirlo. No puedo dejar de ver que la situación que recibieron era muy mala, pero también sabemos que ya van dos años de gestión, y los resultados tienen que empezar a aparecer por el bien del país", concluyó.