115 años junto a cada tresarroyense

ST 9. 8°
Despejado

Carta de Lectores

Escribe Miguel Sakal

Aclaraciones y propuestas sobre el Bapro en Claromecó

16|01|18 11:38 hs.

Señora directora: 


Estimada, tengo el agrado de dirigirme a usted en respuesta a la carta de lectores publicada el día 10-01-2018 en vuestro diario, titulada "Turistas vs. cajeros automáticos sin plata".

Agradeciendo desde ya el espacio que se le da a los lectores, y haciendo un correcto uso de él, es que me permito aclarar algunas aseveraciones que efectuara el firmante de la mencionada carta, y como entiendo que este espacio no puede desaprovecharse sólo para hacer quejas y berrinches, me prometo proponer soluciones al problema. 

El vecino claromequense desarrolló en su carta una queja por un hecho puntual y extraordinario ocurrido en el cajero automático de la villa balnearia, haciendo varias afirmaciones en contra del Bapro y del intendente. 

Desde aquí voy a aclarar que -haciendo averiguaciones en el banco- me informan que el cajero no entrega más dinero durante esos días debido a que la tarjeta del Banco Nación utilizada por un usuario quedó trabada, manteniendo el cajero con fondos pero inhabilitando la posibilidad de ingresar tarjetas en él. 

Asimismo, el vecino afirma que al Banco de la Provincia no le interesan ni los veraneantes ni los vecinos, cuestión que -paso a informarle- va en contra de los hechos, ya que es este intendente junto con el Banco de la Provincia de Buenos Aires (y no otro banco público o privado que él pueda preferir), los que gestionaron la colocación de los únicos cajeros automáticos en la zona, que funcionan durante todo el año, y a su vez -porque al Bapro le interesa el vecino de Claromecó y el veraneante- atiende durante todo el verano de lunes a viernes y durante la temporada invernal dos días a la semana con personal que viaja desde Tres Arroyos. 

Espero que con ello le haya quedado aclarado al vecino que el único banco que se preocupa y ocupa de los claromequenses es el Bapro, ya que ningún otro banco va a abrir una sucursal con cajeros automáticos por no ser una plaza rentable. 

El Bapro está presente en Orense, De la Garma, Copetonas, etc., no porque dichos pueblos sean generadores de grandes ganancias, sino por el fin social que esta entidad, con más de 200 años, posee en cada rincón de la provincia. 

Aclarado esto, me permito proponerle al vecino, que les comunique a sus comerciantes amigos del pueblo, que si desean ayudar a que estos problemas se solucionen, podrían incorpoprar el servicio de post-net como existe en todas las ciudades que quieren tratar bien al turista, y seguramente esto redundará en un mayor flujo turístico. 

 Miguel Sakal