115 años junto a cada tresarroyense

ST 8. 6°
Nubes dispersas

Sociales

Qué familia, Marta! Recargada, esta noche

Teatro: Claromequenses recargados

10|01|18 20:28 hs.

Ana Molina, Claudio Menéndez, Marita Caldas, Inés Martín, Fabián Rodrigo, Cristina Caballero y Nora Fuente. Cada uno tiene su actividad particular, la cual, con la vorágine de la temporada, se vuelve más exigente aún y los tiempos se aceleran en los mencionados claromequenses. 


No obstante ese detalle para nada menor, estos siete vecinos de Claromecó derrochan ganas, voluntad y actitud para ofrecerle a turistas y residentes de la localidad una divertida comedia que hoy tendrá la segunda réplica del año. En la temporada pasada hicieron reír a cientos de personas con "El que no corre vuela". 

Ahora buscan lograr ese propósito con la obra denominada "¡Qué familia Marta! Recargada". Se trata de una comedia hecha totalmente a pulmón. Es dirigida, producida y sustentada íntegramente por el Grupo de Teatro Independiente de Claromecó, que para este verano propone una obra que promete. 



Por segundo miércoles consecutivo, el SUM de la Escuela Nº 11, ubicado en calle 9 entre 26 y 28, vivirá hoy una noche distinta con un espectáculo diferente y apto para que lo disfrute toda la familia. 

La propuesta comenzará a las 22 y el valor de la entrada es de 70 pesos por persona (menores de 12 años no pagan). 

En forma reciente, "¡Qué Familia, Marta! Recargada" tuvo su debut absoluto en este 2018. Fue hace siete días. "La gente respondió muy bien. Tuvimos una muy buena respuesta de público", indicó Marita Caldas, quien es parte del staff. Claudio Menéndez, a la hora de subir a escena, deja el rol de periodista que cumple en Radio Comunidad Claromecó y se transforma en Horacio, un sindicalista que "tiene negocios bastante dudosos". 

En diálogo con este diario, indicó que la propuesta teatral "cuenta con innovaciones" en comparación con la presentada en otras temporadas. 

En este sentido, manifestó que "se trata de una comedia costumbrista, con algunos toques de grotesco. La obra tuvo innovaciones e incorporaciones, como la de Nora Fuente (interpreta el personaje de Tatiana), y hubo que adaptar el guión". 

La obra tuvo sus inicios en 2012. Se volvió a dar en 2013. Y a partir de la positiva repercusión, desde el Grupo de Teatro Independiente dieron el gran salto y comenzaron a ofrecer la propuesta durante todo el verano de 2014, siempre en forma semanal. 

"A partir de ahí quedó la rutina de ofrecer algo todas las temporadas", subrayó Menéndez. La puesta en escena cuenta con un lenguaje coloquial y cotidiano, el mismo que se puede escuchar en cualquier familia corriente. Sobre este aspecto, Marita Caldas, quien durante la pieza teatral interpreta el papel de Liliana, indicó que "lo del lenguaje es relativo. Hoy los chicos no se asustan de nada. Las palabras que se dicen en la obra son las mismas que se escuchan en todos lados. Obvio que -aclaró- no hay nada que llegue al extremo en cuanto a lo grosero".

Jugar con la improvisación 
La muestra fue pensada íntegramente por Cristina Caballero y por Marita Caldas. Y para esta temporada Claudio Menéndez efectuó "algunos retoques" en la escritura. 

"Nosotros buscamos los personajes y escribimos la historia. Sabemos que contamos con un grupo de locos que van a sacar esos personajes. Es un placer porque ellos llevan al extremo la idea que tenemos", expresó. 

En tanto, Caldas agregó que los actores de la obra -ella incluida- no se atan al guión prestablecido. "Cada uno le pone su impronta", dijo. Menéndez, por su parte, aseguró que "si bien se respeta el hilo argumental, tenemos la completa libertad para hacer alguna modificación si en los ensayos vemos que es necesario".

"Cristina Caballero, quien es la directora de la obra, nos da toda la libertad para hacer improvisaciones. Siempre y cuando se respete la línea prevista y el trabajo de los demás integrantes de la obra, ella nos deja improvisar y crear. Esto es una comedia y se puede jugar con eso", manifestó Caldas. 

A su vez, afirmó: "Sabemos que hay gente que va dos o tres veces a ver la obra. Sabe que siempre se va a encontrar algo distinto. El principio y el final se muestran tal cual se planificó, pero nadie sabe con lo que se puede encontrar en el transcurso del espectáculo. Es más, a veces ni nosotros lo sabemos". 

Cada uno de los que suben a escena para lograr hacer reír y entretener al público, al igual que Luis Defrieri, Ana Fuente, Lucas Brítez y Lucía Muñoz -asistentes del Grupo de Teatro Independiente- tienen una actividad paralela a la actuación, la principal para ganarse el pan diario. 

"A esta obra no la hacemos para ganar dinero. Todo lo que se recolecta con la comedia se destina para la realización del Vía Crucis que se hace todos los años para Semana Santa", expresó Menéndez.