115 años junto a cada tresarroyense

ST 10. 5°
Nubes dispersas

Policiales

Se entregó ante la Justicia Federal

"El dulce" Yebra, tresarroyense y "mano derecha" de Balcedo

06|01|18 21:05 hs.

Mientras los diarios nacionales se preguntan ¿quién es Mauricio Yebra? En Tres Arroyos sus ex compañeros de colegio, sus vecinos y algunos amigos del pasado lo conocen bien. O por lo menos recuerdan quién fue, qué hizo, dónde estudió.


La historia que presenta la televisión, los diarios, las páginas digitales es la del secretario de Marcelo Balcedo, de 41 años de edad, sospechado de ser una figura importante en la organización de lavado de dinero encabezada por el director del diario Hoy y secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme).

La historia que cuenta su pueblo, su ciudad natal, tiene más que ver con los recuerdos del pasado, aunque muchos ya habían leído de él en el caso de "Los Monos". 

El loco de las armas 
Mauricio vivió su infancia y adolescencia en el barrio del Club Huracán, en Sarmiento al 1000, fue a la Escuela Primaria Nº8 y el secundario lo hizo en la Escuela Técnica Nº1 de nuestra ciudad.

"El dulce", así lo apodaron sus compañeros del colegio industrial - dicen que por lo "pegajoso", por "lo pesado", porque según cuentan algunos "era bastante denso hablando"- siempre fue un loco de las armas, iba al Polígono del Tiro Federal a practicar, y como relatan los más cercanos "siempre tuvo armas con papeles". 

Tanto le gustaban que cuando tuvo que presentar el proyecto final que los alumnos de sexto año de la Escuela Técnica deben hacer para recibirse, el suyo fue el de un Polígono de Tiro. 

Otros testimonios dan cuenta que cuando empezó a estudiar y a viajar a La Plata se iba con un maletín con una pistola neumática y se llevaba una cartuchera con otra automática "de esas que se cuelgan del pecho tipo detective", contó un conocido. 

De estudiante a custodio 
"El dulce" Yebra dejó de estudiar y su afinidad por las armas lo llevaron a realizar tareas de custodio. Esta profesión lo acercó a un empresario periodístico, dueño de un medio muy importante al que le cuidaba la espalda. 

"No se sabe bien cómo entró con Balcedo, incluso sabíamos que tenía autos de alta gama a su nombre y después nos enteramos lo del caso de Los Monos", expresó otra fuente. 

De su época como custodio recordaron que "una vez alguien nos contó que una persona mayor fue a realizar un reclamo al empresario que lo contrató para custodiarlo, Yebra intervino, lo agarró y casi lo mata a piñas, algunos dicen que se había puesto muy pesado". 

LA VOZ DEL PUEBLO pudo tomar contacto con algunos grupos de WhatsApp de gente que lo conocía, porque ni bien se conoció la noticia que "el dulce" se había entregado y que se investiga si es el principal testaferro de la organización criminal que usaba de pantalla al Soeme, la red social estalló. 

Mucha gente de la ciudad lo conoció muy bien y puede contar anécdotas del Mauricio que era "denso y que hablaba todo el tiempo", del Yebra que practicaba en el Tiro Federal, de "el dulce" que jugaba al hockey en Quilmes, hasta algunos googlearon la historia aquella en la que le pegó a un hombre que se acercó a hacer un reclamo a su custodiado, otros habían escuchado del tema de los autos de alta gama a su nombre y del caso de Los Monos. Por eso los tresarroyenses no se preguntan ¿quién es Mauricio Yebra? Porque muchos saben que es "el dulce", sólo que ahora conocen su lado más oscuro, ese que se hablaba por lo bajo, el que sacaba comentarios como "me dijeron que está muy pesado, más que nunca, pero de la pesada".

La entrega
 Mauricio Yebra se entregó ayer en el Juzgado Federal de La Plata, a cargo de Ernesto Kreplac, quien lo había declarado prófugo en una causa por presunto lavado de dinero y había firmado su detención en el mismo momento de la aprehensión de Balcedo.

Yebra, es empleado y responsable administrativo del Sindicato de Obreros y Empleados de Minoridad y Educación (Soeme) y se lo investiga por la presunta derivación hacia el patrimonio personal de 50 millones de pesos que supuestamente se extrajeron del gremio de manera ilegal entre los años 2012-2013 y pertenecían a esta organización sindical. Esta fue la causa por la que se inició el proceso de lavado de dinero en el Juzgado Federal N° 3 de La Plata. 

Tanto Balcedo como Yebra comenzaron a ser vigilados por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) y la Unidad de Información Financiera (UIF) en 2015. 

Según se informó, en esos momentos se habrían detectado maniobras sospechosas con extracciones millonarias de dinero del Banco Columbia, como la que hizo Yebra que quedó registrada en reportes de la Unidad de Información Financiera (UIF) por 53.523.221 de pesos. Se presume que surgirían del "vaciamiento" de algunos recursos pertenecientes al SOEME. 

La operación La investigación judicial señala que la operación consistiría en el depósito de cheques, que luego Yebra retiraba por la ventanilla del Banco Columbia y llevaba a la empresa Emprendimientos Publicitarios Bonaerenses S.A que pertenecería a Paola Fiege, esposa de Balcedo.