115 años junto a cada tresarroyense

ST 7. 4°
Escasa nubosidad

Desde la Redacción

Desde la redacción

Remiendos de Estado

13|12|17 13:10 hs.

Fueron varios los yerros del gobierno municipal que tozudamente no fueron corregidos sino hasta tener que dar vuelta la página, como por ejemplo después del contundente -y adverso- resultado obtenido seguidamente entre las PASO y las elecciones legislativas de agosto y octubre, respectivamente.


Un caso de esos puede ser tranquilamente el de la licenciada en Enfermería, Mabel Elías. Fue desplazada hace unos meses del cargo de jefa de enfermeras que desempeñaba en el hospital con la excusa de que no se había realizado el concurso, mientras que la profesional estaba en esa función interinamente.

Lo que no se dijo en aquel momento es que el día en que fue notificada de la decisión de apartarla de la jefatura de Enfermería para ser reemplazada por Rosa Di Paola, se generó un momento incómodo y emocionalmente negativo para la licenciada que goza de prestigio en la comunidad de Tres Arroyos.

Movilidad 
Quien resultó ser su reemplazante, es una enfermera cercana a la renunciante secretaria de Prevención y Salud, Mónica Capellari. Y además es esposa del también desplazado ambulanciero Fabián Almirón, célebre por haber tomado estado público la enorme cantidad de horas extras que ganaba, y por haber reconocido públicamente que es simpatizante del Movimiento Vecinal. 

En aquel reemplazo la doctora Capellari actuó autoritariamente y no se conmovió con las lágrimas de Elías, es más los integrantes del Sindicato de Empleados Municipales asistieron rápidamente al nosocomio, pero a solicitud de la propia desplazada no actuaron en su defensa y dejaron que la medida adoptada por la ahora ex funcionaria se cumpliera a pesar de haberse hecho esfuerzos para que la también formadora de enfermeras continuara en su puesto de trabajo.

Llegó a este diario que el intendente Carlos Sánchez le había pedido austeridad y regulación de los gastos a Capellari y al director técnico del hospital Pirovano, doctor Gabriel Guerra, por lo que habrían comenzado recortando el servicio de enfermería y reestructurándolo de manera tal que las trabajadoras sanitarias comenzaron a ver incrementada su carga laboral.

Confirmado el nombramiento hecho por el jefe comunal, para que se haga responsable del cargo que ocupó la doctora Graciela Mirmi como directora adjunta -creado en 2015- podría interpretarse ese movimiento político como un remiendo, o una recomposición laboral. Como una reacción, por ejemplo, hacia las manifestaciones de parte de la comunidad una vez que el tema tomó estado público desde que se leyó en las páginas de LA VOZ DEL PUEBLO.

Comunicación 
En cuanto a Comunicación Institucional -otro cargo nuevo creado a medida- parece que la idea ahora es fortalecer el área. Los argumentos del Poder Ejecutivo tienen que ver con "dar a conocer de mejor manera las acciones de gobierno". La verdad es que nadie desconoce lo que hace el gobierno municipal -que pauta mediante- tiene a su disposición una por demás generosa cobertura mediática.   

Si la idea es simplificar la derrota en las urnas tan solo cargando el peso de los errores de gestión en la falta de comunicación, es no haber entendido el mensaje de las urnas. Y sobre todo que lo que estuvo mal en este caso es haber sostenido en esa área al abogado Javier Kristensen. Sabido es que mientras cumplió su función pública como responsable municipal del área de "prensa", paralelamente ha ejercido como asesor legal de una de las mayores proveedoras del municipio, Transportes Malvinas. 

Esto devino en que el haber permanecido tan cerca del poder político y de tener acceso a información sensible del gobierno municipal como con la redeterminación de precios, lo tuvo como protagonista al momento de hacerles firmar un convenio laboral del tipo "contratos basura" a los trabajadores del basural.