//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 17. 3°
Lluvia ligera

Policiales

Identificaron a Peligro Vega frente al Tribunal

Las víctimas se negaron a declarar en el juicio por el robo en Energía

05|12|17 09:51 hs.

Las víctimas del millonario atraco en un establecimiento rural de Energía se negaron a declarar ante los miembros del Tribunal Oral Criminal Nº 1 de Necochea, donde se sustancia desde ayer el debate por el hecho cometido en septiembre de 2016. 


Tanto Hugo Alberto Rivero como su esposa Mónica Oliver, negaron ofrecer su versión de los hechos ante los miembros del Tribunal que analiza la responsabilidad de Hugo Pereyra, de 54 años y sin antecedentes penales, quien llegó al banquillo de los acusados detenido e imputado de "robo triplemente calificado por el uso de arma de fuego en despoblado y en banda, resistencia a la autoridad y portación ilegal de arma", tras el violento asalto cometido el pasado 1º de setiembre de 2016 en un campo cercano a Energía, donde Rivero y su esposa fueron reducidos por un grupo de delincuentes que les sustrajo un millón de pesos que tenían destinados para la compra de una vivienda. 

Ante el Tribunal Oral Criminal, compuesto por la doctora Luciana Irigoyen Testa, en su carácter de presidenta, y los secretarios Mario Alberto Juliano, y Mariana Giménez, la fiscal de Instrucción y Juicio, doctora Silvia Gabrielle, dijo que Rivero estaba "muy afectado" por la situación, en tanto, su esposa padecía problemas de salud que le impedían estar presentes ante el órgano judicial.


Momento en que a Héctor Pereyra le colocan las esposas tras la finalización de la primera audiencia del juicio en el Tribunal necochense


Peligro, según Rodríguez 
Tal como indicaron a LA VOZ DEL PUEBLO fuentes periodísticas del diario Ecos que cubrieron la primera jornada del debate, en la audiencia de ayer ofrecieron su testimonio algunos de los policías que protagonizaron el arresto de Pereyra y, además, fueron testigos de la fuga del lugar de otros tres delincuentes. 

Entre ellos, durante la instrucción de la causa se sostuvo que se encontraba Mariano Fernando Vega, alias "Peligro", a quien posteriormente la Justicia de Garantías de Necochea le dictó la falta de mérito en este caso en junio pasado. Sin embargo, a la hora de prestar su testimonio ante el Tribunal, el oficial Julio Rodríguez, quien junto al comisario inspector Miguel Aranzábal, en aquel momento titular de la Policía Comunal de Tres Arroyos, participaron de la persecución de los delincuentes por las calles de nuestra ciudad hasta las inmediaciones a una vivienda en la calle León al 1200, donde fue capturado Pereyra, aseguró que uno de los ladrones que se escapó del lugar efectuando disparos de arma de fuego, era Peligro Vega, a quien según declaró, pudo conocer porque era el único de los delincuentes que no estaba encapuchado. 

En ese sentido, cuando se reanude el debate, el próximo jueves a las 8.30, las autoridades del juicio solicitaron que se traiga a comparecer mediante la fuerza pública a Luis Mendoza, el morador del inmueble donde fue capturado Pereyra, al comisario inspector Miguel Aranzábal y al resto de los policías que participó del operativo y que ayer, por cuestiones logísticas no pudieron declarar tal como estaba previsto.

Tampoco se descartaba que Pereyra, quien está siendo representado por la doctora Patricia Stadler, haga uso de su derecho a declarar y que, tras la presentación de la prueba testimonial, se haga lugar a los alegatos para que, en el transcurso de la próxima semana, se conozca el veredicto. 

Pereyra fue el único detenido tras una persecución protagonizada por las fuerzas de seguridad locales, luego de interceptar la camioneta en la que se movilizaban los autores de un violento atraco en un campo de Energía, cuyo encargado fue despojado de más de un millón de pesos, entre dólares y pesos, que tenía destinado a la compra de un inmueble. 

Tal como se ha informado oportunamente, los delincuentes huyeron en el vehículo de la familia Rivero, luego de sustraerles el dinero y se dirigieron hacia nuestra ciudad, donde tras una serie de comunicaciones entre las fuerzas de seguridad, fueron interceptados en el acceso de la ruta 228 y la avenida Monteagudo. 

Tras eso, se inició una persecución que culminó en el Barrio Ranchos de la Virgen de Luján, donde tras un enfrentamiento armado, fue arrestado Pereyra, en tanto, el resto de la banda logró escapar. 

Héctor Pereyra llegó a este juicio oral detenido con prisión preventiva en el penal bahiense de Villa Floresta, tras haber pasado la primera etapa de la instrucción en esa condición en el penal de Batán.