//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 13. 0°
Despejado

Desde la Redacción

Desde la Redacción

La mezquindad en clave electoral

13|09|17 08:50 hs.

La Secretaría de Desarrollo Social tiene su sede en la Plaza Francia, junto a la Torre Tanque. Allí está en realidad el lugar formal, asignado por el municipio para el área que dirige Francisco Aramberri. 


En la práctica, buena parte de las demandas de carácter social llegan hasta el bloque de concejales del Frente Renovador. Ya no constituye una novedad que allí se formen extensas filas de vecinos que quieren hablar con Julio "Pity" Federico para plantear una necesidad y ver la manera de acceder a alguna colaboración que les permita superar al menos temporariamente una dificultad. 

 Así sucedió una vez más el martes de la pasada semana. En la planta alta del municipio, personas de distintos barrios se congregaron con la finalidad de ser atendidos por el mencionado concejal. Mientras tanto, Francisco Aramberri participó en la entrega de un subsidio al Club Boca para que los alumnos de la Escuela Secundaria 1 puedan realizar actividades físicas en la entidad; el candidato en primer término por el vecinalismo estuvo acompañado por Marta Pellegrini y la consejera escolar Andrea Mastrosimone, quienes también integran la lista del oficialismo. ¿El aporte habrá sido realizado con el Fondo Educativo? La pregunta es válida, porque el municipio tiene como una característica no mencionar con claridad de donde proviene el dinero. 


Con ropa del club, jóvenes de El Nacional estuvieron en el acto de cierre de campaña de 1País para las PASO. Un dirigente de la entidad recibió el reproche del municipio


 No está mal que el secretario de Desarrollo Social intervenga en la entrega de un aporte, más allá de que lo haga en su doble estándar de funcionario y candidato. Forma parte de las reglas de juego de la política. Lo que sí debe advertirse es que la presencia de tal demanda dirigida a Julio "Pity" Federico no hace más que demostrar cierta desatención o la falta de respuestas no ya de manera ocasional, sino reiterada, en las oficinas ubicadas en la calle Domingo Vázquez. Y como aspecto adicional, genera preocupación que -según aseguraron diversas fuentes consultadas por este diario- en el municipio prácticamente no le atienden el teléfono al concejal, actitud que se habría hecho evidente tras las elecciones primarias, por lo cual no puede trasladar los pedidos que recibe y actuar como nexo. A la vista está que hay temas que Desarrollo Social no resuelve, aunque le corresponden; sería bueno al menos que haya predisposición con quien desde la oposición se hace cargo de buena parte de esta tarea, sin mezquindades. 


Una imagen habitual. Vecinos que forman colas en el bloque del Frente Renovador para hablar con Julio "Pity" Federico


Por otra parte, hay un hecho que expresa la reiteración de un proceder lamentable con instituciones a las que se brinda ayuda. Es una ayuda, vale señalar, que no surge del patrimonio personal de un funcionario, no proviene de su bolsillo, sino de los recursos que aportan todos los contribuyentes. El jueves 10 de agosto, la presencia de integrantes de El Nacional en el cierre de campaña de 1País encabezado por Pablo Garate, con ropa del club que los identificaba, generó el rápido reproche municipal hacia un dirigente de la entidad. El mensaje es claro: si vas a estar acompañando a otro sector, olvidate de pedir apoyo en una dependencia comunal. Seguramente no todos los funcionarios comparten esta postura, pero es la línea que queda en claro en un llamado de tales características: con esta práctica, se atribuyen la facultad de controlar lo que hacen quienes reciben dinero y de llamarles la atención si aparecen junto a un dirigente o candidato de la oposición. 

En la función pública se requiere sensibilidad y claridad de pensamiento. Ejercer el poder, delegado por los vecinos a través del voto, como si fuera un atributo y propiedad personal, no hace más que desvirtuar en forma peligrosa el cargo. Actuar de manera discrecional empobrece y degrada una gestión. 

El mensaje es claro: si vas a estar acompañando a otro sector, olvidate de pedir apoyo en una dependencia comunal


 ¿No sería más valioso que analicen quienes no concurren a Desarrollo Social y eligen otra ventanilla para exponer su situación?. Establecer por qué lo hacen y ante todo, facilitar la atención para -en la medida de lo posible- aliviar las emergencias que lamentablemente padecen familias tresarroyenses. Sin especular con el puesto que finalmente pueda ocupar cada uno en las elecciones del 22 de octubre. El calendario de la mayoría de los que realizan un pedido tiene plazos más cortos, porque las urgencias no pueden esperar. Quieren legítimamente ser escuchados.