//

115 años junto a cada tresarroyense

ST 13. 0°
Despejado

Carta de Lectores

Carta de lectores

Despertemos vecinos

05|11|17 08:38 hs.

Señora directora: 


Por medio de la presente carta, me quiero dirigir a los vecinos. Soy asistente social, recientemente jubilada. 

Trabajé en la Secretaría De Bienestar Social y en el Hospital Pirovano de la Municipalidad de Tres Arroyos entre marzo de 1980 y marzo de 1983. Entré para trabajar en niñez y adolescencia en riesgo. Se había conformado una Comisión Ecuménica, presidida por la señora Elvira Falcione de Simonetti, que reclamaba al gobierno por la atención de los niños de la calle. A ella mi eterno respeto. 

Yo había terminado de cursar la carrera en la UNCPBA (1976-1980), pero debía tres finales. Tenía mucha teoría y nada de práctica, la carrera en esa época se había cerrado en casi todo el país porque se consideraba una profesión peligrosa. Seguramente cometí muchos errores por mi juventud y mi falta de experiencia. Presenté como respuesta a la demanda la creación de la Casa del Niño. 

Articularía con la escuela común para que los chicos estuvieran contenidos y sus padres no debieran dejarlos solos para ir a trabajar. No se llevó a cabo. Pasé al Hospital, lo mejor que me quedó fue la enseñanza de maestros como el Dr. Bernardo Rossi, Dr. Richelme, Dra. Donatti, Dr. Becutti, todos comprometidos con el dolor y asistencia al que necesitaba sus servicios. Eran iguales en lo público y en lo privado. Me fui en el año 1983 al sector privado, una cooperativa de salud. Estuve allí hasta el año 2007 cuando por diferencias con la conducción me dí por despedida; no sé si importa pero la gente que se preguntó oportunamente las razones, esa conducción nos puso como soldados de trinchera entre la empresa y los asociados. Fue mi segunda desilusión política, por la mezquindad en el sector privado.

La primera desilusión fue en el año 1983, cuando con total ingenuidad cedí el proyecto de la Casa del Niño a la plataforma radical y una médica lo presentó como propio a este diario.

Nunca milité en partido alguno, pero mis honores al Dr. Alfonsín, a la Dra. Carrió, a la Dra. Olivetto, a la gobernadora María Eugenia Vidal, a Toti Flores por sus condiciones democráticas. 

Corría la gestión del Ing. Aprile cuando los vecinos de mi barrio nos reunimos con él para reclamar el desmesurado aumento en la tasa de Servicios Urbanos. Como única respuesta recibimos que se había recategorizado y habíamos pasado a ser residencial (vivo en el Barrio Obrero desde el año 1989). El intendente pagaba por esa tasa el 50 por ciento menos que nosotros.

Hace más de un año en una celebración del Centro Vasco en la Plaza San Martin conversé con el intendente Sánchez y acordamos una audiencia para días depués. Allí le planteé mi preocupación por temas diversos. Entró a la reunión Panchito Aramberri (ex compañero en la cooperativa de salud). El intendente le dijo que me llamara para charlar conmigo, porque algunos planteos le habían interesado. Ese llamado nunca se concretó. Qué tristeza Panchito, que siendo tan joven y trabajando en una empresa cuyo objetivo era atender al enfermo no hayas aprendido del dolor y de la necesidad de la gente.

El 9 de octubre del corriente tuve una nueva entrevista con el señor intendente. Le entregué en mano una carta manuscrita de siete hojas. Contenía lo que yo creo había en su gobierno que corregir. Toda mi vida fui frontal, nunca me gustó manejarme por la zurda. Y por eso no ingresé la nota por mesa de entradas. 

Cuando me fui de la cooperativa de salud, no volví a conseguir trabajo. Tenía más de 50 años. La vida me llevó a ser una contribuyente con deudas municipales que hoy pude saldar gracias al crédito para jubilados que me otorgó el Banco Nación. Recibir las facturas municipales con el logo "contribuyente con deuda" siempre fue para mí incómodo e injusto, porque yo no tengo manera de enviarle a los funcionarios o políticos de turno todos los meses un recuerdo de sus deudas con los vecinos.

El primero de noviembre acudí al Palacio Municipal sin audiencia previa y luego de llamar por teléfono durante una hora aproximadamente a los números 439211, 439208 y al secretario del intendente. Nadie me atendió. Me presenté personalmente a hacer un reclamo que aún considero justo. 

Los honorarios pagados a un médico que asistió desde Clínica Hispano al Hospital Privado del Sur en Bahía Blanca a un familiar considerado paciente de alto riesgo. La Municipalidad puso ambulancia de Unidad Coronaria con enfermera, pero no tenía médico. Lo primero que dije fue que no quiero que esto le ocurra a nadie más. En familia lo pudimos resolver, con herramientas, dinero y la gran generosidad del Dr. Castillo. La pericia del ambulanciero que llegó en tiempo casi récord. Gracias a ellos. La reunión del 1º de noviembre con Cittadino, Abraham y Podestá fue en tono acalorado. Soy temperamental y quizás levanto el tono de voz. Pero no salí de mi sorpresa cuando el secretario del intendente me echó de la Municipalidad, me trató de "pelotuda" y de pronto me vi rodeada por seis policías femeninas. Nunca entré a la comisaría por otro motivo que trámites comunes. Sólo tengo para funcionarios actuales reconocimiento y gratitud. Hace unas semanas recurrí a la Urbana para preguntar si podían ayudarme a buscar un cachorro de dos meses, que estaba en un barrio que yo no conocía. Me dijeron que no podían ayudarme. 

Llamé a la comisaría y ellos sí lo hicieron. Agradecimiento al oficial Toledo, a la oficial Peralta, al subcomisario García Ramírez y a los oficiales Nadia Girado e Iván Lucero. A ellos, al jefe de la Policía de provincia y a la gobernadora por estar formando una policía más cercana al vecino. Al comisario Rigo también por formar a este personal a su cargo.

Gente de Tres Arroyos, cuidemos nuestras coronarias, las instituciones públicas no lo hacen. Ambulancias faltan, médicos también, la CELTA levantó el servicio porque no es rentable, aunque todos seamos socios pero no lleguemos porque la modalidad de asamblea no es del todo democrática. 

Agradezco la buena atención que me brindaron Emiliano Podestá y Ariel Sánchez, de Políticas Tributarias; a la Defensoría, a la doctora Clarat y al doctor Ale, de la Fiscalía; y a todo el personal que humanamente me asistió luego del episodio en el Palacio Municipal.

Desde diciembre de 2016 a la fecha he hecho un recorrido nada habitual para mí por diferentes instituciones públicas; en casi todas he sido atendida por gente educada y bien dispuesta. Mi reconocimiento al IPS Tres Arroyos y en especial al licenciado Pablo Carrera, ARBA Tres Arroyos y Anses Tres Arroyos.

En el Banco Nación, sucursal local, a todos los que me han atendido con corrección y paciencia; Banco Nación, sucursal Tandil, al tesorero que casualmente se encontraba en el cajero cuando fui a hacer un trámite y se ofreció a orientarme en una confusión.

Lamentablemente no puedo decir lo mismo del PAMI local. Hacen horario reducido por decisión de la Delegación, porque según me explicaron "tienen mucho trabajo y son pocos empleados". Evidentemente los "viejos" estamos para descartar; primero están sus necesidades y por último, las nuestras.

Señora gobernadora, con todo respeto, me gustaría que alguien me pudiera explicar qué hace el intendente de Tres Arroyos con la coparticipación. En la Municipalidad no supieron o no quisieron decírmelo, pero los servicios elementales no están cubiertos.

Preguntas para terminar:
 - ¿Quién pagará el juicio millonario que ganó el doctor Quijada? 
- ¿Será casual que el ingeniero Aprile, el señor Sánchez, el doctor Rodera y otros acostumbrados al destrato hayan surgido en una misma cuna política? 
- Tresarroyenses ¿en manos de quién estamos? Llevan más de veinte años de gobierno 
- ¿Seguiremos permitiendo sueldos políticos estrafalarios? 

Pagamos Servicios Urbanos carísimos, al que se han incorporado diferentes tasas, por ejemplo la tasa de Salud. Pero no tenemos médicos para un traslado urgente en una unidad coronaria. Cuando nace un bebé con riesgo de vida se deriva a Tandil, a Mar del Plata o a Bahía Blanca. ¿Qué se ha hecho con el servicio de Neonatología del Hospital que creó y formó la doctora Donatti?

Servicios Urbanos también incluye la tasa de Medio Ambiente, pero la poda de árboles está a cargo de cada vecino, las calles destruidas, las bocas de tormenta no drenan ante un fuerte chaparrón, etc. etc.

La rotonda de Moreno y Libertad se hizo "nueva". Pero la gente muere en accidentes en Monteagudo y la ruta 228, en avenida San Martín y la ruta 3.

Despertemos por favor, aún le quedan dos años a este gobierno.

María Elena Chalde 
DNI 12.591.573