La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos mar 21 de Febrero de 2017

   CLAROMECO

“No hay nada que me divierta más que comer gracias a mi trabajo”

     
11.01.2017 ...

Chichilo Viale atraviesa una agitada temporada y en ese marco se presenta en distintos puntos del país. Este año, rompió el hielo en Monte Hermoso. En tanto, el segundo capítulo de la gira 2017 lo llevó a cabo en Claromecó, precisamente en el escenario del Club Recreativo, donde puso de relieve su carisma y capacidad para desprender carcajadas luego de exponer su humor basado en aspectos de su vida cotidiana.

El cordobés, simpatizante de Belgrano pero ante todo hincha del buen fútbol -según admitió-, tocó diversos temas. La realidad del país y su adaptación al entorno que reina en Argentina fue uno de los temas que más desarrolló cuando minutos antes de subirse al escenario, dialogó con este diario.

El actor y humorista es consciente de que el 2016 no fue un buen año. "No descubro nada. Ya veníamos de dos años anteriores que habían sido bastante complicados. El 2016 que acaba de terminar fue muy duro para producir y para llevar espectáculos al interior. Fue complicado", indicó.

"A un humorista eso lo afecta como a cualquier ser humano. Lo mío es laburo y le agradezco a Dios poder tenerlo. No hay nada que me divierta más que comer gracias a mi trabajo. Pocos tienen ese privilegio", expresó Amílcar, más conocido como Chichilo.

Entre sus apreciaciones, el humorista hizo referencia a los recursos que apela para hacer reír al público, sobre todo, al considerar el papel que juegan determinados factores externos. "Subo al escenario y busco hacer reír con lo cotidiano, más aún con el espectáculo ‘Stand up de barrio’", sostuvo.

"Trato de evitar hablar de los temas de afuera. La gente paga una entrada para reírse y no para que le recuerden lo que vale la carne. Mi estilo, más que rebusque, es generar que el público tenga alegría. Nunca hablo de religión, ni de política, ni de crisis. Cuando hablo de crisis, hablo de mí crisis", sostuvo Viale.

Análisis en Sistemas e Ingeniero Agrónomo fueron las dos carreras universitarias que Chichilo comenzó a estudiar en Córdoba, pero que les quedaron truncas. Ya en su etapa de estudiante, desprendía carcajadas. Así fue su inicio en el camino del humor. "Arranqué solo. Yo era el payaso en el colegio y en la universidad. En 1979 hicimos una función para recaudar fondos en una peña de la universidad y gustamos tanto que nos quedamos un año haciendo presentaciones en el teatro más importante de Córdoba", recordó.

El conocido y pedido papel de "borrachito" es uno de los roles que más le solicitan a Chichilo. "Siempre me lo piden. Es como que si César ‘Banana’ Pueyrredón se presenta y no canta ‘Conociéndote’. Lo matan", dijo el humorista.

El nombre de Chichilo Viale es uno de los más populares del ambiente artístico. El humorista se mantiene vigente, más allá del paso del tiempo y de la aparición de nuevos exponentes. "No sé cuál fue la clave para que pase eso. Lo que sí sé es que me manejé muy bien como para mantenerme durante tantos años en un nivel medio. Alguien puede estar muy arriba y después muy abajo. Creo que lo importante es estar lo más al medio que se pueda. Ese es el secreto para mantenerse", manifestó.  

Posteriormente, destacó a los nuevos expositores del humor argentino. "Hay muchos. El Flaco Pailos es un tipo que me divierte. El stand up, que es algo nuevo y viejo a la vez, también me gusta. Es una forma de hacer reír que es autodestructivo. Si esa manera de hacer humor funciona, estoy de acuerdo", dijo.

"Creo que hay que saber de respetar los estilos y manejarse de esa forma, sino, chau...", aseguró el artista cordobés.

 

Ninguno

"Te lo digo casi con orgullo. Ningún referente del humor me marcó en mi carrera", reconoció Viale, quien de todas formas afirmó que "sí hubieron muchos tipos que me gustaron, como por ejemplo Olmedo o Cantinflas, pero nunca le copié nada a nadie".

Y en ese sentido, agregó: "Creo que tengo mi estilo. No sé si me siento un referente. Si lo soy para alguien, pobre de esa persona -risas-. Sé que tengo cosas que otros no tienen. Busco trabajar mucho con el cuerpo y con la gestualidad, pero a lo menor hay otras personas que hacen cosas que no puedo hacer".

Entre sus últimas consideraciones, Chichilo Viale mencionó que "humorista se nace, pero es necesario estudiar también. En mi caso, cuando vi que tenía una veta, empecé a estudiar. Por ejemplo, yo no camino el escenario porque sí. Lo hago para rellenar los espacios. No es casualidad".

"El humor argentino, en general, es fantástico porque es el que más variedad tiene. A mí me gusta mucho. El que más me gusta es el humor inglés y el español. En España son ‘capísimos’ para hacer humor, sobre todo en televisión", culminó.