La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos mie 26 de Abril de 2017

   CLAROMECO

Lo mejor, a la mañana

     
11.01.2017 ...

Luego de una excelente mañana que mostró un escenario ideal para disfrutar de la playa, la tarde no presentó el mejor panorama. En la segunda mitad de la jornada, el viento se colocó del sudeste y la temperatura no fue la misma que la registrada antes del mediodía, cuando se dio lo mejor del martes.

Tal como suele ocurrir, la mañana tuvo inmejorables condiciones y los turistas aprovecharon esas condiciones para bajar a la playa desde temprano. Un mar casi planchado, una temperatura que parecía más de la percibida cuando el sol hizo sus apariciones y la ausencia de viento conformaron un cocktail irresistible para los veraneantes.

Con ese panorama, los turistas concurrieron a la playa con sus reposeras y equipos de mate para disfrutar frente al mar de las buenas condiciones presentadas, pero con la firme sospecha que el clima podría variar en la tarde, tal como finalmente sucedió.

Pasado el mediodía, una leve brisa costera se transformó en un moderado viento y el escenario ya no fue el mismo. La intensidad del viento aumentó y la temperatura disminuyó. A partir de eso, los turistas apostaron a los reparos y sombrillas para resguardarse del viento y de esa forma darle continuidad a la jornada de playa, siempre con el mate como aliado.

El aire fresco que reinó por la tarde hizo que el oleaje del mar fuera destino de unos pocos valientes que se dieron sus buenos chapuzones. Otros, en tanto, se divirtieron en la arena con intensos partidos de tejo, por citar una de las actividades playeras con mayores adeptos.

Los libros, en tanto, fueron aliados de los amantes de la lectura, quienes aprovecharon la tranquilidad de las vacaciones para viajar en el mundo literario. A pesar del aire fresco, el sol se mostró en todo su esplendor. Eso fue aprovechado por los veraneantes para lograr el bronceado deseado y obtener un color propio de la época.

 

Vandalismo

Durante la última madrugada se produjeron al menos dos actos de vandalismo en la localidad. Uno de ellos se registró sobre la calle 28, casi avenida 15, donde desconocidos dañaron un basurín sin que nadie haya observado ni alertado sobre esa situación.

El otro hecho ocurrió en Dunamar, precisamente en la Bajada de los Pescadores. Allí, tiraron y pisotearon un cartel de importantes dimensiones que luego fue repuesto por personal del Ente Descentralizado.