La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos vie 18 de Agosto de 2017

   PERSISTEN LOS RECLAMOS POR LA ATENCION EN ESE SECTOR DEL HOSPITAL

La tasa de salud parece no llegar a la guardia

     
2017-08-12 .

El municipio de Tres Arroyos creó la tasa solidaria de salud con el argumento de solventar los gastos y reducir el déficit en el hospital.

Los vecinos pagan 72,40 pesos por este "servicio", teniendo en cuenta que se liquidan unas 30.000 partidas mensuales y que se estima una recaudación del 65%, se calcula que ingresan a las arcas municipales 1.446.900 pesos en concepto de tasa de salud.

La contribución tiene un origen solidario, pero contribuyentes han manifestado su descontento por la contraprestación que en algunos casos se brinda en casos de necesitar atención médica pública.

Una vecina que se encontraba el miércoles a la noche en la guardia del hospital se comunicó con LA VOZ DEL PUEBLO para contar la situación que se vivían en ese momento.

Siendo las 20 horas varios pacientes esperaban ser atendidos y algunos desde hacía más de dos horas. En su relato la señora destacó que "una mujer embarazada llegó descompuesta y no había ningún médico para atenderla". Mientras que se sumó a la conversación otra vecina, que señalando un asiento vacío explica que "el señor que estaba sentado acá llegó hace más de dos horas y recién lo llamaron y porque fue y vino mil veces hasta la administración para que lo atendieran, es una vergüenza". El mismo paciente tenía una constancia escrita con sus datos personales y los del hospital (número de teléfono, dirección, fax) además de la fecha y la hora (6.00 pm) y en un ’tema "agenda" dice: Emergencia. Sin embargo, ingresó para ser atendido a las 20.44 horas.

Otra mujer señal—: "Hace dos horas y media que esperamos, ahora dicen que tienen que mirar la radiografía y fijate, son las 8 de la noche".

Otra vecina sostuvo, cerca de las 21, que "hace cinco horas que esperaba un señor que recién entró".

El reclamo generalizado fue que "lamentablemente no ponen las cosas en orden acá, la gente de administración no tiene nada que ver, ellos son los únicos que dan la cara. Hay que hacer quilombo para que te vengan a atender y no es as’", no sin dejar de mencionar que los pocos médicos que había "hacen lo que pueden".

El déficit

En la Municipalidad de Tres Arroyos se creó por iniciativa del intendente Carlos Sánchez  la tasa solidaria de salud. Junto con el presupuesto de 2009, que fue de 75.249.283 pesos, el Ejecutivo argumentó la necesidad de ingresos extras para el sistema de salud que por entonces estimó tenía un déficit a cubrir superior a los 3 millones de pesos.

El intendente elevó el proyecto fundamentando que "tal como lo demuestra la diferencia surgida entre el cálculo presupuestario y el presupuesto ejecutado de los últimos diez años en el Centro Municipal de Salud, se ha evaluado la implementación de una tasa solidaria de salud, que permita, a través de un aporte de los contribuyentes, sanear el déficit histórico que el hospital presenta para poder seguir brindando los servicios de excelencia que hoy mantiene, tanto en atención primaria como en las 16 salas periféricas de Tres Arroyos y las delegaciones".

El argumento esgrimido en aquel momento, cuando se buscaba incorporarla al presupuesto del año siguiente fue que "el cálculo de gastos se estructura sobre una política que tiene sus pilares en una austera administración de los recursos, una maximización de los mismos, y un constante crecimiento, al ritmo impuesto por las circunstancias, en las prestaciones de servicios hacia el contribuyente".

En una etapa mucho más reciente, el Frente para la Victoria no aprobó el presupuesto del año 2016 manifestando respecto al tema que "en 10 años las tasas de salud, medio ambiente y estudios universitarios, de pago obligatorio junto a Servicios Urbanos, han sufrido un aumento del 1145% superando cualquier ’índice de precios que se quiera tomar".

La tasa de salud financia gastos del Hospital Pirovano, pero no redunda en beneficios para toda la población, tal como los mismos vecinos manifiestan a través de llamados telefónicos a este diario o por las redes sociales. Todos los meses hay un aporte solidario que debería incidir en un mejor servicio de salud, pero la "sensación" de los pacientes que se comunicaron desde la guardia dista mucho de esa realidad.