La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos vie 18 de Agosto de 2017

  

Hipocresía

     
2017-08-08 Escribe Alicia Hurtado

Señora directora: 

Solo para que quede claro, hipocresía es el fingimiento de cualidades o sentimientos contrarios a los que verdaderamente se tienen o experimentan (RAE, 2006). 

Dicho esto, surge como evidente que hay mucha hipocresía en la cantidad de cosas que se recitan respecto de los jóvenes y la noche, los jóvenes y el alcohol, los menores y los mayores compartiendo, o no, espacios de esparcimiento, etc., etc. 

Desde hace años, la mayoría sabemos que los menores no pueden estar junto con adultos en establecimientos en los que se expenden bebidas alcohólicas, pero ese mismo tiempo hemos sabido que nadie lo respeta, es más, muchas veces son los padres de esos menores quienes los llevan o los van a buscar, por seguridad, a esos locales. Muchos de esos adultos que se escandalizan por el exceso de consumo de alcohol por parte de los menores, son quienes les compran las bebidas para beber en las famosas previas, bien porque aún queda algún negocio que no les vende a los menores, bien porque, dicen, así se aseguran de que, por lo menos, no toman porquerías. 

Padres y autoridades son cómplices en estas actitudes que responden a una casi esquizofrenia (se dice justamente lo contrario de lo que se hace, o, como decía aquel cura pecador, no practican lo que predican). La nena cumple quince años, y les servimos cerveza, fernet y una copita de sidra o champán para brindar; el supermercado no puede vender bebidas alcohólicas a menores, pero nadie sanciona si lo hacen; un local nocturno rebasa su capacidad poniendo en peligro a cientos y más personas, y nos vamos en reuniones casi siempre estériles después de ocurrido el hecho. Mientras tanto, en un WhatsApp que nos reenvían, escuchamos como, aparentemente, un joven reconoce haber sobrevendido entradas para un evento... ¡y sigue la fiesta! 

Podemos crear mil comisiones, realizar infinitas reuniones, pero mientras el mismo padre que despotrica contra el joven alcoholizado, le siga comprando cajones de cerveza para la previa de su hijo/a; mientras el mismo funcionario que se hace cruces y reclama el apoyo familiar, siga haciendo la vista gorda y, no pocas veces, su cuenta bancaria se incremente con algún vuelto, seguiremos como hasta ahora, agradeciendo cada vez que después de alguna experiencia como la vivida el último Día del Amigo, no haya habido una catástrofe. 

Ser honesto significa ser decente o decoroso, razonable, justo, probo, recto. 

¿Tan difícil nos será cambiar hipocresía por honestidad? Al menos, hagamos el intento.