La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos vie 18 de Agosto de 2017

   LO QUE DEJO EL ACTO EN LA RURAL

Una carta de triunfo para el oficialismo

     
2017-07-31 Por Miguel Angel Rouco

Mauricio Macri se sintió muy confortable en el escenario de Palermo. La 131ª Exposición Rural le sirvió al presidente de la Nación como una plataforma perfecta para dar sustento y soporte a la campaña política del oficialismo de cara a los comicios legislativos.

Y no es para menos. El campo, hoy, es el único sector que ha reaccionado favorablemente a las políticas aplicadas desde la Casa Rosada y el único capaz de mostrar un crecimiento sostenido. En otros términos, el campo y el interior, en particular la Pampa Húmeda, son la carta de triunfo de Cambiemos.

Los números hablan por sí solos aumento de la cosecha a 137 millones de toneladas, crecimiento de las exportaciones de granos y carnes, plena actividad en todos los sectores la agroindustria, como semillas fertilizantes y maquinaria agrícola y el efecto de arrastre sobre las economías de los pequeños pueblos del interior. Para los productores, desde el año pasado, las políticas oficiales fueron todas buenas noticias. Y así se lo dejó en claro el presidente de la Sociedad Rural Argentina, Luís Miguel Etchevehere, cuyo discurso endulzó los oídos oficiales.

Fue un ida y vuelta de elogios. Macri, a su turno, dijo lo suyo: "Nos llenaron de buenas noticias", "crece el campo y crece la Argentina", "le sacamos el pie de encima y el campo respondió con más trabajo y más empleo", fueron algunos de sus conceptos. El dirigente rural esgrimió apenas dos tenues reclamos que no son otra cosa que parte de la agenda empresaria: reforma impositiva y apertura comercial.

En ese sentido, Etchevehere puntualizó que "se necesita eliminar la superposición entre impuestos nacionales, provinciales y municipales, y terminar con los impuestos disfrazados de tasas y las aduanas internas. Así como también ampliar la base de contribuyentes al sistema, para que la carga tributaria sea compartida, y de esa manera poder reducirla de forma tal que promueva nuevas inversiones".

Respecto de la apertura comercial, manifestó que "el progreso, es hijo del comercio de ida y vuelta; de saber comprar y saber vender. No hay otro camino transitable que el de abrir mercados y más mercados en el mundo. Propiciamos el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur, en la medida en que estén contemplados los productos agroindustriales. Nadie imagina un acuerdo con la Unión Europea que los deje afuera", aunque ese acuerdo suene a incógnita debido a la difícil situación política por la que atraviesan Brasil y Venezuela.

Etchevehere le dejó la mesa servida a Macri cuando expuso que "es hora de que los jueces y el Ministerio Público se pongan al día para sancionar los delitos cometidos en la década pasada contra la administración del Estado. El fortalecimiento de las instituciones, es también el fortalecimiento de la competitividad", más un abrumador final con críticas punzantes al kirchnerismo.

El dirigente rural ponderó los efectos de las medidas dispuestas por el Gobierno y hasta se animó a sumarse a la campaña con una fuerte crítica sobre el pasado kirchnerista, algo que luego fue utilizado por Macri a la hora de lanzar su batalla dialéctica contra la oposición.

El presidente aceptó gustoso el convite y arremetió con su artillería: "dejaron tantos problemas y ahora nos quieren hacer creer que tienen las soluciones", "las obras de infraestructura cuestan entre 20 y 50 por ciento menos que antes porque no hay lugar para la corrupción", "ya no hay más intocables ni privilegiados", "vamos a luchar contra las mafias y no paramos hasta echarlos de la Argentina", fueron algunos de los proyectiles oficiales.

Palermo se tiño de política y elogios mutuos. Lógico, ante semejante reactividad del campo. (DYN).