La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos sab 22 de Julio de 2017

  LA CHACRA

Cuidar el suelo: una tarea de todos

     
17.07.2017 .

La conservación de los suelos es una tarea indelegable de toda la sociedad ya que la degradación de este recurso implica la pérdida de los servicios ecosistémicos que el suelo nos brinda.

El ingeniero agrónomo Hernán Echeverría, profesional de la Unidad Integrada Balcarce (INTA - FCA) comentó que "hoy en día, como se han manejado los suelos en Argentina, hemos perdido entre el 30 y el 50% de la materia orgánica, estamos reponiendo sólo el 50% del fósforo que extraen los cultivos, no estamos reponiendo ninguno de los micronutrientes, estamos teniendo problemas de erosión eólica e hídrica y problemas con la calidad de agua para riego" y enfatizó "todos estos factores configuran un panorama preocupante".

Por su parte, el ingeniero Nicolás Wyngaard, investigador de la UIB comentó que "la principal función del suelo es la del sustento físico y nutricional de los cultivos que nos dan alimentos y fibras". El técnico explicó que, además, cumple otras funciones como ser la regulación climática; la fijación de dióxido de carbono atmosférico, que es un agente invernadero; purifica el agua y reciclaje de nutrientes.

En este sentido Wyngaard explicó que esta degradación del suelo puede ser causada por distintos agentes. "La salinización es un fenómeno que se ve mucho en las zonas bajo riego, con agua de baja calidad; pero también existen otros agentes como la compactación, la acidificación que se ve en zonas donde se hace mal uso de la fertilización nitrogenada".

Un agente importante de degradación es la erosión hídrica y eólica, que es la perdida de partículas del suelo causadas por el agua o el viento. "En la zona de influencia de INTA Balcarce por el tipo de relieve que existe el proceso de pérdida o de degradación más importante es la erosión hídrica", explicó el profesional. Y apuntó que alrededor del 10% de los suelos tiene un riesgo intermedio de erosión hídrica y un 2% un riesgo muy alto de este tipo de fenómeno.

Sobre qué se puede hacer para aliviar este proceso de degradación Wyngaard es concluyente: "Se debe tratar de lograr una cobertura del suelo durante el año con cultivos, cultivos de cobertura, rastrojos o abonos verdes; además se debe hacer un uso racional de los fertilizantes y utilizar siempre agua de riego de buena calidad".

 

En honor a Bennet

En 1963, por decreto de la Presidencia de la Nación, se estableció el 7 de julio día como Día Nacional de la Conservación del Suelo en memoria de Hugh Bennet, quien fuera un investigador estadounidense que trabajó constantemente en busca de la preservación de la integridad del recurso natural suelo.

En este sentido, Bennet solía decir que "la productividad del suelo debe ocupar un lugar cada vez más prominente en el pensamiento de los pueblos y de sus conductores; como fuente de alimentos para toda la humanidad debe ser objeto de la consideración inteligente y permanente".