La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos sab 22 de Julio de 2017

  

Trompadas, tiros y un auto incendiado

     
16.07.2017 Hay tres aprehendidos, dos hombres y una mujer

De distinta manera, vecinos del Barrio Municipal y testigos de los violentos episodios ocurridos ayer en ese sector de nuestra ciudad, le informaron a la policía y publicaron en las redes sociales donde comenzó a trascender la noticia que "el auto lo quemaron entre todos".

La información trataba de aliviar la situación de Saúl Emanuel Insaurralde, de 27 años y domiciliado en la calle Aconcagua al 1300, quien, herido de bala en uno de sus brazos, permanecía aprehendido por "daño y lesiones", ya que está acusado de haber incendiado el auto de su supuesto agresor, Gabriel Fernando Giannettino, de 34 años, y residente en la calle San Luis al 1200, quien también permanecía alojado en un calabozo de la seccional tresarroyense acusado de "abuso de armas, lesiones y tenencia ilegal de arma de uso civil".

El incidente, por el que también está aprehendida una mujer identificada como María Zalazar, quien sería la concubina de Gianettino y está acusada de "tenencia ilegal de arma", ocurrió poco ayer por la tarde en la calle Aconcagua al 1300.

Alrededor de las 15.15, Gianettino habría disparado a Insaurralde en el marco de una vieja cuenta pendiente que decidieron resolver en la fría tarde del domingo, pero el último, lejos de amedrentarse, lo enfrentó y, de acuerdo las versiones policiales más recientes antes del cierre de nuestra edición, le habría arrojado un elemento contundente en el rostro, presumiblemente una piedra, con el que lo derribó y le provocó lesiones en la boca.

La magnitud de los hechos hizo que los vecinos llamen a las autoridades, oportunidad en la que, además, fue convocada una ambulancia para trasladar al Hospital Pirovano a Gianettino y atender a Insaurralde.

 

"Que se queme todo"

Tal como indicaron los voceros, Insaurralde se resistió a recibir atención médica y realizar la respectiva denuncia contra Gianettino que, en ese interín, fue trasladado a la Comisaría como parte del inicio de actuaciones y, posteriormente, a la guardia del Hospital Pirovano.

Según los primeros informes que la policía logró recolectar en el lugar de los hechos, mientras Gianettino estaba siendo asistido en el hospital, el herido de bala habría incendiado el vehículo de su agresor. Sin embargo, una vez conocida la noticia, no son pocos los testimonios que afirman que el auto lo habrían incendiado varios vecinos, cansados de una presunta "convivencia difícil" con Giannettino.

En ese sentido, fuentes del Cuerpo de Bomberos informaron a LA VOZ DEL PUEBLO que, al llegar al lugar para sofocar el incendio del auto marca Chevrolet Corsa, se encontraron con la resistencia de no pocos vecinos que, aparentemente, pretendían que el auto sea consumido totalmente por las llamas; algo que finalmente ocurrió, ya que los daños reportados por los servidores públicos finalmente fueron calificados como "totales".

 

Armas, balas y un herido

Cuando la policía llegó a la zona del conflicto, el clima estaba caliente. Primero trataron de hacer que Insaurralde se atienda, pero ante la negativa rotunda de éste a denunciar y ser revisado por un profesional médico, rápidamente decidieron atender a Giannettino, que presentaba el golpe mencionado arriba.

Al mismo tiempo, tras las diligencias llevadas a cabo por el personal de la SubDDI, fue secuestrada una pistola calibre .22 con el cargador lleno y una vaina servida.

Horas más tarde, tanto el herido de bala, cuya lesión en el brazo izquierdo, fue calificada como "leve", como Gianettino, quien presentaba heridas en la zona bucal, fueron dados de alta y trasladados a un calabozo de la Estación de Policía, donde aguardaban que el fiscal José Bianconi, titular subrogante de la UFI Nº 6, los cite a declarar en el marco de las distintas causas en las que habían sido imputados.