La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos mie 23 de Agosto de 2017

  

Carta de una hija orgullosa

     
2017-06-18 .

La carta de Maricel Pereyra Piacquadío, sobre su padre Walter, es una expresión de los sentimientos y de la valoración por todo lo que él ha hecho. El festejo para la familia hoy es muy significativo: además del Día del Padre, Walter cumple 80 años.

El escrito indica lo siguiente:

"Papá. Quizás esta fecha es la mejor excusa para decir las cosas que sentimos y que el resto del año no nos animamos o por el ritmo de nuestras vidas nos olvidamos de decir...

"Y hablando de olvidos, muchos se olvidarán de donde vienen ¡pero vos no!

"Tengo muy presente cada vez que te miro, cada vez que te oigo hablar, como fue tu infancia, la manera en que te criaste, solo, vendiendo diarios para poder comer, levantándote cuando cantaban los gallos por no tener reloj. Si habrás hecho cosas para poder subsistir, si habrás caminado por las calles de tu querido Tres Arroyos, con tus alpargatas gastadas y los dedos helados de frío, siempre me decís que fríos eran los de antes, no sabés si porque la ropa era diferente o porque hoy uno se viste de otra manera.

"Me enseñaste que en la vida uno tiene que esforzarse por lo que quiere, eso fue lo que vos hiciste toda tu vida, con apenas segundo grado lograste más que cualquiera, te refugiaste siempre en el deporte, haciendo cosas de bien.

"Aprendiste a nadar de la forma más simple y natural que tiene el hombre, por imitación, observaste tanto a tus perros como lo hacían que para vos fue muy fácil cruzar por primera vez el arroyo, y quien diría que muchos, pero muchos años después, eso que aprendiste mirando te serviría para salvar muchas vidas. Te convertiste en un Guardavidas de Alma, y aún hoy lo seguís siendo, y lo sos porque lo sentís, es una fuerza que sale desde lo más profundo de tu corazón. Cuantas veces me lamento el no poder haber trabajado ni una sola vez con vos como guardavidas, siempre será mi anhelo, pero como suele pasar en la vida, no cumpliré ese sueño, pero sí muchos otros...

"Pá, se que la vida no fue nada fácil para vos, pero hiciste y haces de la mía lo mejor. Junto con mamá me dan todo lo que ustedes no tuvieron, me escuchan, me ayudan, me apoyan y sobre todo, me demuestran todos los días mucho amor.

"Mi papi querido, no sólo debo agradecerte todo lo que me das, sino lo más importante, lo que sos vos. El salir con vos a la calle es estar predispuesto a verte saludar a miles de personas al pasar, saber que con solo decir soy la hija de se me abren muchas puertas, y eso es gracias a tu humildad, a tu forma de ser, a tu solidaridad.

"Creo que por hoy es suficiente tanta emoción, tan sólo quiero desearte un muy feliz día, decirte que te quiero, aunque muchas veces no lo diga, vos sabes que es así. Sabes que estoy orgullosa de vos, te mando millones de besos... Te quiero mucho".