La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos dom 30 de Abril de 2017

   HABLO UNA DE LAS VICTIMAS DEL MONSTRUO DE CAÑUELAS

“Me dijo que si hablaba me iba a matar a mí y a mi hija”

     
21.04.2017 ...

Miguel Ubaldo Reynoso mantuvo encerrada a su mujer, su hija y dos nietos durante 9 años. Ocurrió en la localidad bonaerense de Cañuelas y salió a la luz en las últimas horas, cuando el hombre fue detenido luego de que uno de los hijos de la pareja descubriera el horror que se vivía en la casa de sus padres.

Marcela Alejandra De Este, la mujer que sufrió el hostigamiento y la violencia física generada por su marido, contó cómo vivió ese calvario que duró casi una década.

"No podía contar nada porque corría riesgo la vida de mi hija", explicó De Este durante una entrevista con el canal TN. Su esposo la encerraba en una pequeña habitación que estaba en el fondo de la casa y le dejaba una lata para que pudiera hacer sus necesidades. Además, la maltrataba y le pegaba.

Cuando su hija, con retrasó madurativo, apareció embarazada, Reynoso le dijo a su esposa que no dijera nada. La Justicia sospecha que los dos nietos que tiene la pareja son producto de violaciones perpetradas por el hombre a su propia hija.

Reynoso fue detenido en la mañana del jueves en Florencio Varela

Amenazada

"Vos no tenés que abrir la boca para nada", le repetía Reynoso a su mujer cada vez que se iba de su casa hacia al trabajo. "Yo le preguntaba por qué nos dejaba encerradas y él me decía que era porque si no iba a salir a contar todo", explicó la mujer.

De Este contó como cambiaba el trato de su marido cuando estaban con más personas. "Cuando había gente nos trataba bien", indicó. Pero cuando quedaban solos en la casa la situación cambiaba. "Cuando me pegaba, subía la música para que los vecinos no escucharan", sostuvo.

La mujer aseguró que durante este tipo de sometimiento sufrió una quebradura en un brazo y en un tobillo. Reynoso le pegaba con un palo además de propinarle golpes de puño. En una oportunidad golpeó a uno de sus nietos porque intentó frenarlo frente a la golpiza que le estaba dando a su esposa.

Según relató, De Este ningún vecino ni familiar sabía de la situación que se vivía dentro de su casa. No lo decía por temor a represalias y a que su marido decidiera matar a ella y a su hija.

Finalmente, Brian Reynoso, su hijo de 24 años, fue el que logró rescatar a su madre, su hermana y sus sobrinos. En una oportunidad, ingresó a su casa de sorpresa y las encontró encerradas. Rompió el candado de la puerta y las liberó. En ese momento se terminó el calvario. (INFOBAE/TN)