La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos dom 30 de Abril de 2017

   CARTAS DE LECTORES

Cuando la confusión es norma

     
19.04.2017 ...

Señora directora:

Uno lee y escucha las propuestas que el Gobierno hace a los docentes y siempre termina absolutamente confundido.

Si el que explica es un funcionario de gobierno, parece que la oferta es bastante parecida a lo solicitado. Por el contrario, si la explicación corre por cuenta de un gremialista, estamos a años luz de lo aspirable.

Lo cierto es que ahora hay una propuesta a ¡tres años!,  lo que no se ve como muy posible en un país tan imprevisible económicamente como es el nuestro. Existe también un importante monto en concepto de presentismo, importante siempre que no se constituya en un premio a la salud, pero que, para no perder la costumbre, deja a los jubilados afuera, lo que es lógico en tanto ningún jubilado osaría pretender cobrar presentismo, pero injusto en tanto significa que la jubilación estaría muy atrás del ingreso esperable. Y sospecho que este "presentismo" será otra de esas sumas no bonificables, expresión que no es más que, casi, un eufemismo por "en negro".

¿Novedades? Prácticamente no hay. Hace muchos años que venimos con este cuento de la buena pipa, o sea, que ahora no aparezcan voces de opositores apoyándonos cuando hace poco más de dos años eran los mismos con los que no lográbamos llegar a un acuerdo digno.

Sí sigo convencida de que los docentes debemos encontrar la forma de seguir peleando por lo que nos merecemos dentro del aula, por los chicos, por nosotros mismos, por la esencia de nuestro trabajo y, debo decirlo, para no seguir llenando aulas de escuelas de gestión privada con nuestros chicos.

Y debemos exigir propuestas claras, suficientes, que signifiquen lo mismo y no den lugar a veinte diferentes lecturas.

Por último, desde el Gobierno parecen querer convencer a la sociedad de que la mayoría de los docentes trabaja en doble cargo. Además de no ser cierto, es un forma de reconocer que nadie puede vivir con cierta dignidad si no tiene dos cargos. Ahora bien, si los docentes deben tener dos cargos para llegar a fin de mes (modestamente), ¿cuánto tiempo les queda para el tan necesario perfeccionamiento? He aquí algo para que nuestros sesudos gobernantes resuelvan.

Bien, dejo estas sencillas reflexiones con la esperanza de que llegue el día en el que la educación vuelva a ocupar el lugar que merece, no sólo en los discursos pre-electorales sino en la vida real, en los presupuestos y en las acciones de gobernantes y gobernados.

Alicia Hurtado

DNI 5.639.082