La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos mie 26 de Abril de 2017

   Cartas de lectores

Claromecó emancipado, ¿es factible y conveniente?

     
18.03.2017 ...

Señora directora:

Días pasados se publicó una Carta de Lectores en La Voz del Pueblo donde se propiciaba la separación de Claromecó del partido de Tres Arroyos y la creación de un nuevo partido independiente que comprendiera nuestra principal localidad balnearia.

Algunos antecedentes son los establecidos bajo la legislación emanada del Proceso Militar (Decreto ley 9024/78 de la provincia de Buenos Aires), donde se creaban "municipios urbanos" como los de La Costa (escindido de General Lavalle), de Pinamar y de Villa Gessel (antes pertenecientes a General Madariaga) y un año después el de Monte Hermoso (separado de Coronel Dorrego). Luego, en 1983 mediante otro Decreto Ley (9949/83) se sustituyó de todos ellos el término "municipios urbanos" pasando a ser nombrados como partidos.

En el decreto fundacional, se establecía que pasaban a propiedad de los nuevos partidos todos los bienes muebles e inmuebles que pertenecían al municipio anterior y que se ubicaban en el nuevo, independientemente del uso que se les estuviera dando hasta el momento. Asimismo, obviamente se establecía el territorio que comprendía pasar a los nuevos "municipios urbanos", como así también la absorción del personal afectado a las localidades que pasaban a su constitución.

Más cercano en el tiempo es el caso de la localidad de Lezama, que en el año 2009 logró la escisión del partido de Chascomús, aprobado por la Legislatura Bonaerense y creándose de esta manera el municipio número 135 de nuestra provincia.

Lo expuesto demuestra que los deseos autonomistas de algunos pobladores de nuestra principal villa balnearia son factibles, por supuesto si es aprobado por la Legislatura, tal como sucedió, luego de mucha lucha y no menos discusiones, en el caso detallado precedentemente.

El balneario Claromecó, de acuerdo con las últimas cifras oficiales tendría 2081 habitantes permanentes, contando además con una cantidad considerable de viviendas de veraneo, que en general se encuentran deshabitadas durante la mayor parte del año, pero que requieren algunos de los servicios públicos en forma continua.

Históricamente Claromecó se constituyó en la principal localidad del partido de Tres Arroyos (obviamente descartando la ciudad cabecera), y como tal siempre demandó los mayores esfuerzos presupuestarios de parte de las distintas administraciones centrales. Esto, entre otras circunstancias, provocó  que el actual gobierno municipal resolviera crear un ente descentralizado que básicamente tuviera para sí la administración de su propio presupuesto. Presupuesto que vale aclarar, desde su creación ha sido superior al del conjunto de todas las otras localidades del distrito.

Evidentemente, esta decisión gubernamental no ha cumplido con las expectativas de la población claromequense, sobre todo si tomamos en cuenta dos factores: 1) el voto de Claromecó le ha sido siempre esquivo al vecinalismo local; 2) los aires emancipadores demuestran poca conformidad de parte de algunos pobladores.

Ahora bien, todo lo expuesto demostraría la factibilidad de que Claromecó obtuviera -con los inconvenientes y temas burocráticos mediante- la ansiada para algunos, emancipación del partido de Tres Arroyos. La pregunta que cabe es la siguiente: ¿es conveniente? Veamos:

La última rendición de cuentas entregada por el municipio es la del año 2015, donde lo recaudado por tasas y derechos correspondientes a Claromecó sumaron $ 9.831.115.

Además, la administración central le adjudicó al Ente de lo recibido por la coparticipación provincial, la suma de $ 8.967.908.

Los gastos insumidos por el ente de Claromecó en dicho año fueron de $ 20.114.081, con lo cual el déficit presupuestario real fue de $ 1.315.058, a lo que -de haber sido un partido autónomo, habría tenido gastos adicionales como por ejemplo los erogados por un intendente municipal, no menos de 3 a 4 secretarios (Gobierno, Obras Públicas, Desarrollo Social y Atención al Turismo), seis Concejales de acuerdo con lo establecido por la Ley Orgánica de Municipios de la Provincia, necesidad de construir un cementerio municipal que hoy la localidad no posee y algunos gastos adicionales para administrar la burocracia municipal (elaboración de facturación, control de cobranzas, atención al público, etc.).

Todo esto pareciera demostrar que la ambición de muchos pobladores de la villa balnearia no tendría sustento económico, ya que por el lado de los gastos la creación de un partido autónomo los incrementaría sustancialmente, mientras que por el lado de la recaudación de tasas y derechos no habría diferencias importantes.

Un hecho podría tener una importancia tal, que posiblemente diera algún viso favorable a la incipiente iniciativa: el monto de la coparticipación que recibiría el novel partido, en detrimento del recibido por Tres Arroyos.

Es muy difícil determinar con alguna justeza el monto que recibiría Claromecó en función de su emancipación, pero si tomamos en cuenta el partido que menos dineros recibió en el año 2015 en materia de coparticipación bruta, Tordillo -que de él se trata- accedió $ 18.131.159, o sea algo así como 9 millones de pesos más que lo que la administración central de Tres Arroyos le giró al Ente Descentralizado Claromecó en el año 2015 que estamos analizando.

Si esto fuera así, los deseos de emancipación claromequense podrían tener algún viso de posibilidad.

Mario Pola

DNI 11.043.665