La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos dom 30 de Abril de 2017

  AUNQUE AUGURAN UN MAL AÑO PARA LA GANADERIA

Tras las lluvias, una mirada optimista sobre los cultivos

     
17.02.2017 ...

"Llegaron un poco tarde, pero las lluvias de febrero son siempre bien recibidas, la soja algo se va a recuperar y por lo menos viene bien para los verdeos destinados a la hacienda  y el pasto natural",  le decía a La Voz del Pueblo, en el inicio de una charla, el productor agropecuario y veterinario, Walter Tejedo, al destacar que "en lo que hace a la hacienda, hasta ahora estaba bien, no había problemas de sanidad; sí se notaba que a pasos agigantados se iba terminando el pasto por la falta de lluvia, a lo que se sumaba el ataque de tucura que también ha hecho su daño, pero en general hasta ahora se venía aguantando bien. Se hubiera complicado si seguía la falta de precipitaciones".

Sobre las precipitaciones, consideró que "el milimetraje caído, cercano a los 100 milímetros, era lo que hacía falta y es necesario además que continúen las lluvias para la soja, con temperaturas elevadas para su recuperación", dijo, al aclarar sobre este cultivo que "muchos sembrados de segunda se malograron, e incluso no se hizo mucha soja de segunda por como venía el tiempo de sequía. Se había comenzado tarde con la soja de primera porque no había humedad y después, con algo de lluvia que había venido en  noviembre, se hizo algo".

 

La fina

En otro pasaje del contacto con este diario, Tejedo precisó, en relación a la cosecha fina, que "en un determinado momento se creía que  el resultado iba a ser catastrófico y se iba perder la cosecha, pero después de todo se terminó cosechando donde las cebadas no dieron el calibre ni la calidad cervecera y los rindes fueron bajos, mientras que el promedio de rinde en los trigos anduvo entre 2500 y 2800 kilos en el distrito, pero con buena calidad".

A continuación, entre otra serie de conceptos explicó que "las expectativas para la ganadería en este año son muy malas, el mercado interno no tracciona para el consumo de carne y la exportación está complicada, son pocas operaciones la exterior las que se llevan a cabo. Se intenta hacer algo más, pero tampoco acompaña el dólar para exportar porque estamos caros en relación a nuestros vecinos, llámense Uruguay, Chile y Brasil. Todo esto -prosiguió diciendo- hace que las expectativas que teníamos para octubre-noviembre de los valores de la invernada, hoy se redujeran a valores  similares al año pasado o tal vez más bajos, lo cual es un problema serio a lo que se suman los costos fijos, desde los impuestos y servicios hasta otros ítems que aumentaron mucho y eso hace que estemos con rentabilidades más bajas que hace dos años".

Finalmente en lo que respecta a su cabaña, EL Pegual, señaló que se tuvo un año bueno. "Se vendieron  los toros en su totalidad, había entusiasmo el año pasado con las vaquillonas y los vientres, pero ahora se ha tranquilizado, es como que no hay inversores  para vientres, por lo tanto creo que será un año de transición para todo lo que es el campo,  pero se debe continuar con optimismo".