La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos sab 25 de Febrero de 2017

  DIA DE LOS ENAMORADOS

La tinta y el papel vs WhatsApp

     
14.02.2017 Por Ernesto Martinchuk, Periodista Parlamentario

Para muchos el amor puede expresarse de diferentes maneras e incluso cuenta con una infinidad de lenguajes para comunicar la intensidad del afecto. Pese a esto, existe gente que sigue apostando por la intimidad de la tinta y el papel, mientras otros se adaptan al avance tecnológico y a la practicidad del WhatsApp.

En otras épocas la distancia y la inexistencia de Internet obligaban a los románticos a recurrir a métodos más creativos para dar a conocer sus sentimientos a quien fuera motivo de desvelo y un sinfín de emociones.

Una de las técnicas más utilizadas para crear un contacto constante con la otra persona era el envío de cartas; el desafío era impregnar en líneas escritas con tinta el amor y el deseo, por medio del arte de la descripción.

Décadas atrás, por cuestiones de distancia, el amor para muchas mujeres se hacía presente en forma de letras, en el pulso con el cual se dibujaba a cada integrante del abecedario y la interesante manera del relato del afecto que sentía el hombre, al que conocía más que nada de manera escrita, y la única forma que tenía para comunicarse con él y lograr que la pasión no termine era por medio de la tinta y el papel.

Que mujer no recuerda que cada vez que el cartero ingresaba al barrio su ansiedad crecía sin explicaciones, su corazón palpitaba con mayor rapidez y su deseo de saber qué le contaría esta vez su amado se mostraba de manera desbordante.

Cuando veía al cartero, para mí, era lo máximo. Mi corazón latía más fuerte cuando él tocaba el timbre de mi casa y con un gesto afirmativo me hacía saber que una carta me había llegado. Al leer el escrito no podía evitar temblar; le sentía a mi lado, sentía su piel, su olor, su calor y hasta sus besos. Me imaginaba que hacíamos todo lo que describía en la carta, relataba una coqueta mujer de unos 60 años, reunida en un café con sus amigas, mientras yo, accidentalmente, escuchaba desde otra mesa.

Aún recordaba a sus distintos amores en cada carta que guardaba dentro de un pequeño baúl de recuerdos y cuando tenía ganas de escapar de la realidad, abría el cofre y se nutría de aquellos recuerdos que la trasladan a otras épocas y situaciones, comentaba a sus amigas.

"Es diferente escribir un te amo en un papel en donde esa frase no se va a borrar, que decir te amo por WhatsApp; incluso muchos ya no dicen esto y solo envían un emoticón. Lo siento muy frío. Una carta podes volver a leer y vivir todo de nuevo", detalló la mujer.

“En la actualidad el romance fue perdiendo su forma e incluso ya no se observa que un hombre actúe como un galán o simplemente escriba una pequeña esquela invitando a su amada a almorzar. Ya no hay hombres que te abran la puerta del auto o que te tomen de la mano para bajar una escalera. Los hombres de antes eran mucho más románticos”, describía la mujer, mientras acompañaba sus observaciones con distintos gestos.

La comunicación hoy en día es más rápida pero fría y el romance se tornó un asunto difícil de encontrar.

La tecnología de alguna manera mató al romanticismo y un te quiero fue reemplazado por emoticones. Es como que ahora se muestra todo tan sobrecargado que se perdió hasta la simpleza de observar los detalles.

Para muchos el amor se basa en regalos que son entregados en fechas "especiales", sin embargo, para otros el afecto se nutre de los momentos diarios y de los escapes que logran ahuyentar a la rutina.

Los tiempos cambiaron y la tecnología muestra sus avances, pero el amor es más que una linda foto para redes sociales, aunque, a fin de cuentas, todas las maneras de demostrar cariño son válidas.