La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos sab 25 de Febrero de 2017

   Campaña de cosecha gruesa

Una lluvia con gusto a poco

     
10.01.2017 ...

Pese a haber caído en forma intensa un promedio de 20 milímetros en la región en horas del mediodía, era muy difícil encontrar ayer charcos en los campos por la tarde. Todo un síntoma de lo que están padeciendo hoy los suelos de la zona. "Estamos atravesando una sequía tremenda y si bien el agua siempre sirve, y ayuda para todo, no es el volumen de milimetraje que estamos necesitando", explicó el ingeniero Fidel Cortese, presidente del Centro Regional de Ingenieros Agrónomos de Tres Arroyos (CRIATA). "Vienen bien, pero lluvias menores a 20 milímetros, con los pronósticos que tenemos de altas temperaturas y por cómo veníamos, no aguantan mucho", agregó.

Entre los cultivos de cosecha gruesa, es la soja la que más provecho le sacará a las precipitaciones. En el caso de este cultivo, Cortese describió dos escenarios. "Por un lado están las sojas bien implantadas, que están ahí, resistiendo. A esas plantas estos 20 milímetros les vinieron muy bien para seguir esperando la llegada de lluvias más importantes. En caso de que reciban buenos golpes de agua de acá al fin del ciclo, verán resentido poco su rendimiento", manifestó. "Por otro lado están los lotes que se implantaron con muy poca humedad, donde el cultivo nació desparejo. Esas sojas están complicadas y esto es sólo un alivio", completó.

Muy distinto es el escenario para girasoles y maíces, ambos cultivos que a raíz de la falta de agua ya presentan una importante afectación en su potencial de rinde. "Los girasoles están en floración, y se presentan muy bajos, con poca estructura. Al ser plantas de poco porte, con escaso índice de masa foliar, ya está condicionado su techo de rendimiento", indicó Cortese. "Para el maíz, que está floreciendo con una altura de un metro 20, la lluvia era muy importante para poder salvar algo. Pero el potencial está seriamente afectado", agregó.

A diferencia de girasoles y maíces que ya atravesaron o están transitando ahora el momento crítico, la soja llega a la floración en febrero. Eso le da mayores oportunidades de sortear condiciones como las actuales, ya que si en el segundo mes del año las lluvias aparecen, podrá recuperarse. Para los otros dos cultivos, la suerte ya está echada.

Por otra parte, está claro que el mayor beneficio que trajo el agua de ayer fue enfriar al menos por unos días los rastrojo de la fina y apaciguar así la posibilidad de generación de incendios en los campos. "Desde ya que eso fue muy positivo porque seguimos atravesando una situación complicada", dijo el presidente del CRIATA.

Respecto a lo que viene en cuanto al clima, Cortese mostró poco optimismo. "Los pronósticos para nuestra zona, en general, dan un enero y un febrero con registros por debajo de la media. Pensando que tenemos un perfil totalmente seco, eso es un problema muy grande. Porque si tuviéramos suelos con mucha humedad, se la podrían bancar, pero con el estado que tienen hoy, esas condiciones harán que se resienta mucho el rendimiento de los cultivos".

La esperanza, entonces, está puesta en que en marzo se den buenas condiciones de humedad y temperatura para que la soja pueda tener rendimientos aceptables.