La Voz del Pueblo festeja sus 114 años

Tres Arroyos jue 23 de Marzo de 2017

  

Incendios en cosecha, prevenir antes que lamentar

     
22.12.2016 Jorge Alejandro BARRETO
En el Sudeste Bonaerense, con condiciones de altas temperaturas (+30°C), vientos intensos y constantes (mayores a 35 km/h) y muy baja humedad relativa (menos 30%), ya se quemaron más de diez mil hectáreas y cerca de 15 máquinas cosechadoras. Frente a esta situación es muy importante llevar a cabo acciones para prevenir, o extinguir, un incendio en las máquinas cosechadoras, y en los cultivos. El Ing. Santiago Tourn, perteneciente al Departamento de Producción Vegetal, Suelos e Ingeniería Rural de la Facultad de Ciencias Agrarias – Unidad Integrada Balcarce, comentó sobre este tema, “alguna de las recomendaciones para tener en cuenta es evitar realizar la cosecha bajo condiciones ambientales que alto riesgo de incendios. Éstas son, temperatura mayor a 35 °C, humedad relativa menor a 35% y velocidad del viento mayor a 35 km/h. Si es posible, cosechar por la mañana y fin de la tarde, evitando las horas centrales del día”. El profesional explicó que otro ítems a tener en cuenta es limpiar con sopladora, al menos tres veces al día, sitios de acumulación de granza como pueden ser el motor, sistema de admisión de aire, zonas de rodamientos y piezas con fricción. Que una forma de disminuir notablemente el contacto del material que sale por la cola de la máquina, con estas zonas de admisión, es avanzar de forma contraria a la dirección del viento. Gran cantidad de modelos de máquinas cosechadoras tienen el radiador y tomas de aire en la zona trasera de las mismas. También expresó que cubrir la salida de los tubos de escape de los tractores y cosechadoras con mallas metálicas, que impidan la salida de chispas de gran tamaño o carbones encendidos, es una forma de disminuir la posibilidad de incendios. Este inconveniente es más común que suceda en los tractores al momento de acelerar con la tolva de granos llena. Esta precaución se complementa con la cobertura de los tanques de combustible con tela ignifugas, para disminuir el riesgo de que las llamas se propaguen a ese sector tan crítico. Tourn comenta que la granza se adhiere fácilmente a restos de lubricantes, es por esto que se debe evitar y solucionar toda pérdida de aceite y/o gasoil del motor de la cosechadora y tractor, para no generar puntos de posibles incendios. Aún así, es necesario llevar en las máquinas extinguidores de polvo acorde al área de incendio de cada uno. Asimismo, cargar envases de agua con gas o tanques de agua con bomba eléctrica para poder llegar a rodamientos sobrecalentados o focos de incendio en lugares de difícil acceso para extinguidores. Según el técnico, proteger la cercanía del motor y del sistema de turbo, de cualquier acumulación de material, y en lo posible, agregar placas metálicas para aislar estas zonas críticas de la granza, sería una buena práctica, como así la carga de los camiones, o bien armado del silo bolsa, en zonas sin rastrojo y alejados del lote en cuestión. Y continua, si es posible,  cosechar primero la cabecera del lote y aplicar una herramienta de labranza (rastras de discos) para generar contrafuegos ante un incendio y contar con la herramienta durante todo el periodo de cosecha. “Comunicar y controlar que no se fume en la zona de trabajo es imprescindible, ya ésta es una causa más común de inicio de incendios en los cultivos con estas condiciones climáticas. Por otro lado, registrar los números de teléfono de los Bomberos Voluntarios y Policía para comunicarse rápidamente ante un foco de incendio, es un buen método para evitar riesgos de propagación”, enfatizó Tourn, y concluyó, “si estas recomendaciones se tienen en cuenta se podrán reducir notablemente los riesgos de incendios y pérdidas enormes de capital. Es tarea de contratistas, productores, asesores y personas en general, tomar conciencia de esta situación y compartirla con el personal”.